Impulso al transporte colectivo de viajeros terrestre


El ministro de Fomento, José Blanco, presentó el pasado miércoles un ambicioso plan de ahorro, eficiencia energética y reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el marco de las políticas en materia de Transporte y Vivienda, actividades que suponen el 40% y el 17% del consumo energético estatal total, respectivamente.

Las actuaciones presentadas son “concretas, cuantificables y aplicables”, en palabras de Blanco, y supondrán para el conjunto de la sociedad española un ahorro bruto de 11.479 M€ hasta 2020. Evitarán además la emisión de 36,43 millones de toneladas de gases de efecto invernadero.

Blanco destacó que el paquete de medidas incluye por un lado reformas estructurales de calado y efectos a medio y largo plazo “que han de afianzar el equilibrio modal de nuestro sistema de transportes, así como el desarrollo sostenible del futuro modelo urbanístico”.

También contempla, tal y como ha señalado el ministro de Fomento, “100 medidas operativas que introducirán mejoras en los índices de eficiencia tanto de los medios de transporte como de los edificios y viviendas”.

El ministro de Fomento ha señalado que el plan pretende, en primer lugar, contribuir a la recuperación económica e intensificar la eficiencia energética, reduciendo además las emisiones de CO2 y la dependencia energética exterior, y fomentando la sostenibilidad de la red de transportes y de la vivienda.

Para ello, se han identificado una serie de medidas estructurales en el transporte que permitirán un ahorro bruto total de 8.890 M€. Las medidas girarán en torno al fomento de la intermodalidad entre medios de transporte y del transporte público, y buscan reequilibrar el uso actual hacia los modos más eficientes. Entre ellas las de impulso al ferrocarril en todas sus vertientes, Alta Velocidad, Cercanías y Mercancías, que además de dinamizar nuestra red de transportes, haciéndola más competitiva, van a permitir un ahorro energético de 8.600 M€ de aquí a 2020.

En las reformas de carácter estructural sobresalen también las de fomento a las denominadas autopistas del mar (rutas marítimas internacionales de alta frecuencia para el transporte de camiones), el plan de eficiencia energética en el sector aéreo, que busca optimizar su uso con nuevas rutas más directas y basadas en navegación por satélite, así como las de intensificación de la eficiencia de las infraestructuras aeroportuarias a través del proyecto “aeropuerto verde”.

El plan de ahorro, eficiencia y reducción de emisiones presentado por Blanco contiene además un largo listado de medidas operativas concretas cuya implementación se realizará a muy corto plazo, y que permitirán un ahorro bruto de 2.589 M€ con un coste limitado, de apenas 805 millones.

Las 100 medidas que contiene este catálogo se distribuyen sobre todos los modos de transporte así como sobre el sector de la vivienda, pero también contemplan actuaciones para la racionalización en edificios administrativos y vehículos de servicio, así como para la realización de campañas de sensibilización y estudios que permitan detectar nuevas mejoras potenciales.

Por lo que respecta al ferrocarril, destaca el plan de eficiencia energética del material rodante, que permitirá un ahorro de 256 millones de euros, o la sustitución de la tracción diesel por eléctrica, lo que supondrá un ahorro de 139 millones.

El aterrizaje continuo en el sector aéreo (ahorro de 87 millones de euros), las medidas relacionadas con la eficiencia en la iluminación en las carreteras de la red principal del Estado (121 millones), el plan de eficiencia energética en las terminales portuarias (32 millones de ahorro) o la aplicación de medidas de ahorro energético en viviendas contenidas en el plan RENOVE (ahorro: 991 millones), son sólo algunas de las actuaciones más destacadas.

MODOS Tipo Ahorro bruto (M€) Ahorro CO2 (millones/tm)
Terrestre Ferrocarril 9.489 28,065
Carretera 121 0,261
Marítimo 363 2,205
Aéreo 272 3,221
Vivienda 1.232 2,669
Medidas Generales 2 0,006
TOTAL 11.479 36,427

Transporte terrestre

Entre las medidas estructurales destaca la Reorientación modal del sistema de transporte terrestre, con el fomento de la intermodalidad y el reequilibrio hacia los modos más eficientes: para viajeros: ferrocarril y autobús.

El objetivo de Fomento es:

• Transferencia al transporte público por carretera del 15% (2010) al 20% (2020)

La reorientación modal del transporte terrestre supondrá un ahorro bruto en 2020 de 8.600 M€

Asimismo, el ahorro bruto en el transporte terrestre por carretera será de 121 M€, con un ahorro de emisiones de CO2 de 0,261 millones/toneladas.

Plan de ahorro, eficiencia energética y reducción de emisiones en el transporte y la vivienda

Deja un comentario