Foro de Transporte en Leipzig: “Transporte y Sociedad”


El ministro de Fomento, José Blanco, presidió la semana pasada en Leipzig (Alemania) la reunión anual del International Transport Forum (ITF) de la OCDE, organizada bajo el epígrafe “Transporte y Sociedad”, en la que participaron ministros de Transporte de 55 países de todo el mundo.

En el marco de este foro, el único de sus características a nivel mundial, Blanco mantuvo una intensa agenda de encuentros con sus homólogos de Rusia, Turquía y Georgia, con el objetivo de reforzar la cooperación mutua así como para fomentar la proyección exterior de las empresas españolas del sector.

Objetivo: poner el transporte al servicio de la sociedad

Durante la sesión de apertura del International Transport Forum, en la que también participaron su homólogo alemán, Peter Ramsauer, y el secretario General del ITF, Blanco afirmó que “el desarrollo de la economía global ha hecho que los ciudadanos, las empresas y las organizaciones hayan puesto su foco de atención en el transporte”.

“Nos piden”, añadió, “que sus necesidades de movilidad sean cubiertas por servicios que cada día sean de mejor calidad, que tengan un impacto menor en el cambio climático, en la salud de las personas y en la naturaleza, y que además garanticen la accesibilidad de las personas discapacitadas”.

Blanco citó a España para señalar que, después de casi una década siendo líder en la inversión pública en infraestructuras de transporte, el Estado debe orientar su política a las necesidades de movilidad de los ciudadanos, a la eficiencia económica, y a la sostenibilidad medioambiental.

“Vamos a seguir apostando por el ferrocarril, llevando de forma decidida las mercancías al tren, y completando una red de alta velocidad que conecta directamente 24 ciudades españolas, y da servicio a más de 22 millones de viajeros cada año”, afirmó Blanco.

El ministro español recordó la apuesta de España por la movilidad urbana, mediante la mejora de la oferta ferroviaria en el ámbito urbano y metropolitano, con una oferta de 3.665 servicios diarios que utilizan más de 402 millones de viajeros al año.

“Estamos poniendo el acento en la conservación y en la mejora de la seguridad vial de nuestra red de carreteras, para consolidar ese paso de gigante que hemos dado en la reducción de accidentes y de víctimas”, añadió.

Blanco destacó cómo en 2009, un año antes del fijado por la Comisión Europea para recortar a la mitad el número de víctimas mortales en carretera, España ya había conseguido una reducción del 57,5% respecto al año 2001, pasando de 4.067 víctimas mortales a 1.730.

Propiciar el crecimiento económico

“Hoy más que nunca, la política de transportes tiene que estar orientada como soporte del crecimiento de la economía y de la mejora del empleo”, explicó Blanco, que señaló además que “la sociedad pide hacer más con menos: ineludiblemente, debemos afrontar las importantes inversiones en transporte con fuentes de financiación diversificadas”.

El ministro de Fomento se refirió así a la apuesta que España está haciendo por la colaboración público-privada en la provisión de servicios e infraestructuras, así como a la necesidad de intensificar la colaboración en el plano internacional, regional y local para maximizar los resultados.

José Blanco en el Foro de Transporte de Leipzig

Deja un comentario