El Gobierno andaluz fomenta el uso de biocarburantes en el transporte en autobús


El Consejo de Gobierno andaluz aprobó la semana pasada el Decreto de Fomento de las Energías Renovables y la Eficiencia Energética, norma que establece las exigencias básicas en estas materias y crea una certificación para garantizar su cumplimiento en la construcción y la industria. Su desarrollo supondrá en los próximos siete años un ahorro previsto de alrededor de 388.000 toneladas equivalentes de petróleo.

Entre otras medidas, el decreto fija la utilización de biocarburantes en el transporte. Estas medidas relativas a biocarburantes facilitarán la sustitución de 100.000 tep de combustibles convencionales.

Biocarburantes

Así, el decreto establece la obligatoriedad del uso de biocarburantes en las flotas de autobuses de servicio público de transporte regular de viajeros y en los vehículos de la Junta y sus organismos autónomos.

Para las flotas de autobuses se fijan unas proporciones mínimas del 15% de biocarburantes sobre el total del combustible en el horizonte del año 2012 y del 20% en 2020. En los casos de los servicios de transporte de viajeros que circulan por el interior de espacios naturales protegidos y del parque de vehículos de la Administración autonómica, estos porcentajes se amplían al 20% en el primer plazo y el 30% en el segundo.

La regulación aprobada complementa a las iniciativas que el Gobierno andaluz viene impulsando durante los últimos años para consolidar y ampliar este liderazgo y reducir la dependencia del petróleo, en el marco del Plan Andaluz de Sostenibilidad Energética (Pasener 2007-2013).

Subvenciones

Entre los instrumentos que se han puesto en marcha, destaca el Programa de Subvenciones al Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, que desde 2005 ha respaldado más de 71.000 proyectos con un volumen total de ayudas cercano a los 300 millones de euros, y el fondo reembolsable para el impulso de las energías renovables y el ahorro y la eficiencia energética, dotado con 50 millones.

El desarrollo de esta serie de iniciativas ha permitido un alto grado de cumplimiento de las metas fijadas en el Pasener, especialmente las relativas a intensidad energética primaria. Este indicador, que relaciona el PIB con el consumo, se redujo el pasado año en un 5,2% respecto a 2006, superándose el objetivo inicial del 1% para 2013.

Deja un comentario