Informes sobre los proyectos de Fomento: CAP continuo y tacógrafo digital


Plazo especial para que los conductores de transporte urbano cumplan el CAP continuo

El Ministerio de Fomento y el Ministerio del Interior han desarrollado un proyecto de Real Decreto, que avanzamos en el anterior Semanal, por el que se establece un plazo especial para el cumplimiento de las exigencias de la formación continua de los conductores exclusivamente dedicados al transporte urbano, en relación al Real Decreto 1032/2007, de 20 de julio, por el que se regula la cualificación inicial y la formación continua de los conductores de determinados vehículos destinados al transporte por carretera, para que este emita el preceptivo informe.

De conformidad con la disposición transitoria segunda del Real Decreto 1032/2007, los conductores exentos de la cualificación inicial deben obtener el primer certificado de aptitud profesional acreditativo de haber superado un curso completo de formación continua en una serie de plazos, abarcando desde 2011 hasta 2016.

El proyecto de Real Decreto basándose en la específica conformación que presenta el transporte público urbano, pretende dar un tratamiento temporal distinto para que los conductores cursen la formación continua obligatoria, sin que los plazos puedan ir más allá de los máximos establecidos en la propia Directiva 2003/59/CE, es decir, el 10 de septiembre de 2015.

ASINTRA considera una medida positiva el otorgar la posibilidad de modificar los plazos para la obtención del CAP continuo a los conductores que exclusivamente se dedican a servicios que no excedan del ámbito urbano, sin trasvasar el límite temporal establecido por la Directiva 2003/59/CE, porque permitirá a las empresas y conductores una mayor flexibilidad en la programación de los servicios en función de sus necesidades organizativas y de demanda.

Sin embrago, considera que esta medida debería ampliarse al resto de conductores con permisos de conducir de las clases D, D+E, D1 y D1+E, por las mismas razones por las que se modifica el ámbito temporal para los conductores de transporte urbano, dando así una mayor flexibilidad organizativa a la empresa, sin superar los plazos de la Directiva 2003/59/CE.

Además, es necesario introducir una modificación del RD para introducir mayor flexibilidad en el proceso formativo del CAP permitiendo la impartición con el aprovechamiento de las nuevas tecnologías.

ASINTRA propone un sistema que permita la impartición de la formación continua a través de una aplicación en el que se habrán digitalizado todos los contenidos reglados y cuyo eje es el aprendizaje mediante el estudio de buenas prácticas, que cada conductor profesional encontrará en un ordenador al que accederá mediante la utilización del DNI electrónico o la tarjeta del conductor del tacógrafo digital.

Inicialmente, esta formación se podría impartir en instalaciones situadas estratégicamente por el territorio nacional, dotadas de ordenadores conectados a Internet, con horarios adecuados a la realidad profesional del sector. Los alumnos podrían organizar su propia agenda durante el periodo lectivo, con la asistencia de un tutor pedagógico que estaría a su disposición para orientarlo en el aprendizaje, resolver dudas y hacer el seguimiento del avance de los alumnos.

Esta propuesta pedagógica ofrece, entre otras, las siguientes ventajas:

• Aprendizaje individualizado con acceso a un potente sistema experto, diseñado por profesionales especializados y con excelencia relacionada en diferentes materias.

• Flexibilización de la programación para ajustarla a la necesidades del colectivo a quién va dirigido, cumpliendo a la vez con el horario concreto que debe cumplir el colectivo de alumnos, logrando la concurrencia exigible sin que sea necesaria la coincidencia personal en el mismo tiempo y lugar de todos los alumnos.

• Reducción de los costes de la formación continua.

Proyecto para modificar los tiempos de conducción y descanso y el uso de tacógrafo en las islas

Como ya avanzamos, el Ministerio de Fomento ha elaborado un proyecto de Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 640/2007, de 18 de mayo, por el que se establecen excepciones a la obligatoriedad de las normas sobre tiempos de conducción y descanso y el uso del tacógrafo en el transporte por carretera, en aplicación del Reglamento 561/2006. El citado Reglamento establece la posibilidad para que los Estados miembro puedan dispensar de la aplicación de sus normas a los vehículos que circulen exclusivamente en las islas cuya superficie no supere los 2.500 Km² y que no estén unidas al resto del territorio nacional.

El citado Real Decreto excluyó a los transportes desarrollados en las islas cuya superficie no supere los 1.500 km², siendo más restrictivo que el Reglamento 561/2006. Posteriormente el Real Decreto 1163/2007 limitó todavía más la superficie afectada por la exclusión del uso del tacógrafo a las islas cuya superficie no superase los 250km², lo que incluye a la práctica totalidad de las Islas Canarias y Baleares.

Ya en un primer informe elaborado por ASINTRA durante la tramitación del Real Decreto 1163/2007, consideró que la disminución de la superficie de las islas excluidas del cumplimiento de las normas relativas a la instalación y uso del tacógrafo y de los tiempos de conducción y descanso, tendría efectos negativos sobre el sector motivados principalmente por:

1.- Insularidad y distancias

Las islas que como consecuencia de la modificación propuesta quedarían incluidas ahora en el ámbito de aplicación del Reglamento CE 561/2006, no sólo soportan la insularidad sino una doble insularidad, ya que a su vez dependen de las capitales, Palma de Mallorca y de Las Palmas de Gran Canarias, y casi todas las comunicaciones aéreas y marítimas dependen de las citadas capitales.

Por otra parte las distancias entre las ciudades y pueblos de las islas cuyas superficies no superan los 1.500 km² son muy cortas.

2.- Económicas y productivas

La implantación del tacógrafo supone costes añadidos de material, mantenimiento, tasas, formación, etc. La estacionalidad de la economía de las islas, teniendo en cuenta que la temporada turística es actualmente de cuatro meses, y al 100% en julio y agosto en el archipiélago Balear y de 6 meses en el Canario, se merma la capacidad de competitividad de las empresas de transporte discrecional. Los touroperadores turísticos no elevan la partida destinada al transporte, al contrario presionan para bajarla. Las islas viven exclusivamente del turismo y son competitivas en precios, alterar cualquier parámetro puede suponer un cambio en el destino vacacional.

3.- Laboral

La Federación Balear de Transporte, federada en ASINTRA, negocia todos los convenios colectivos de transporte terrestre de Baleares, y manifiesta que nunca ha habido ningún problema en Ibiza y Menorca relacionado con los tiempos de conducción y descanso. Las comisiones de seguridad vial y paritarias del convenio no han tratado ningún problema relacionado con los tiempos de conducción y descanso estos 10 últimos años.

La medida propuesta con la modificación del Real Decreto 640/2007 es considerada muy positiva por ASINTRA, porque permitirá adaptar la norma a las especiales características de los transportes de las islas cuya superficie no supere los 2.500 km², siendo los recorridos realizados de escasa distancia, dotando al sector en las islas de la competitividad necesaria para dar servicio a su principal industria, el turismo.

Deja un comentario