El Libro Blanco de Transporte de la UE promueve el uso del autobús


Durante la reunión del Consejo de Transporte de la UE, que tuvo lugar el pasado jueves en Luxemburgo, se celebró un debate sobre el Libro Blanco de Transporte, lanzado por la Comisión en marzo, en el que se esboza un plan de trabajo para lograr un sistema de transporte eficiente y competitivo que garantice la movilidad en toda la UE, la eliminación de obstáculos al mercado interior del transporte, la reducción de la dependencia del petróleo en Europa y la promoción de pautas de transporte más respetuosas con el medio ambiente, a fin de conseguir que las emisiones de carbono del sector del transporte se recorten en un 60% en 2050 respecto a 1990 (8333/11).

Se invitó a los ministros de transporte a responder a un cuestionario elaborado por la Presidencia, centrado en el objetivo global, los principales puntos de referencia y la estrategia de ejecución previstos en el Libro Blanco (10531/11).

Por lo general, los Estados miembros son favorable al Libro Blanco como un documento muy completo que contribuye a lograr los objetivos medioambientales de la UE, completar el mercado interior y la lucha contra la dependencia del petróleo. Sin embargo, en opinión de muchas delegaciones, la reducción del 60% de las emisiones es un objetivo demasiado ambicioso y debe ser considerado como indicativo, y no una obligación, además, con el fin de mantener la competitividad de la UE, deben buscarse compromisos similares a nivel internacional. Por otra parte, varias delegaciones subrayaron la necesidad de ajustar las medidas políticas a las situaciones concretas de las diferentes partes de la UE o, más concretamente, la necesidad de abordar la
las disparidades de desarrollo de infraestructuras entre los distintos Estados miembros.

Las prioridades más importantes señaladas por las delegaciones en sus intervenciones, así como en sus contribuciones por escrito, incluyen el apoyo a la investigación, la innovación y las nuevas tecnologías, la interconexión de las redes de transporte en toda la Unión y la creación de red transeuropea de transportes multimodal y homogénea, la terminación de un mercado único europeo en el ámbito del transporte, la internalización de los costes externos en todos los modos de transporte, el desarrollo de nuevos mecanismos de financiación, la seguridad vial y la promoción de corredores multimodales y de una integración modal completa.

Algunos Estados miembros también destacaron que el impacto económico y las consecuencias financieras de la iniciativas propuestas necesitan ser evaluados cuidadosamente.

La Presidencia resumió las opiniones de los Estados miembros en un documento de síntesis.

Se ha invitado a la Comisión Europea a tener en cuenta los resultados de este debate cuando se elaboren las iniciativas para promover la transformación del sistema de transportes de la UE en uno sostenible para el año 2050.

El autobús se identifica como una de las mejores soluciones a la movilidad

El Libro Blanco identifica a los autobuses como una de las mejores soluciones para larga distancia y los viajes interurbanos y los desplazamientos urbanos, destacando el importante incremento del coste de los combustibles y de los niveles de congestión en 2030, lo que conducirá a divergencias en el acceso al transporte.

El Libro Blanco de la UE prevé el aumento del uso de los autobuses como una de las soluciones de futuro, ya que puede proporcionar la capacidad adecuada y mejorar la experiencia de viaje en desplazamientos de larga distancia, tales como un mínimo de molestias para el control de seguridad personal y el traslado de viajeros desde los aeropuertos a las estaciones de ferrocarril. El Libro Blanco también sugiere que los autobuses se combinen con otros modos de transporte para proporcionar un transporte interurbano multimodal, con cerca de cero victimas mortales, siendo el autobús el modo más seguro de transporte por carretera.

Para más información:

http://www.consilium.europa.eu/uedocs/cms_Data/docs/pressdata/en/trans/122808.pdf

Deja un comentario