ASINTRA recomienda desplazarse en autobús en Navidad: un modo seguro, de alta calidad, ecológico y el más económico


Con motivo del inicio de las vacaciones de Navidad para millones de ciudadanos y el movimiento de vehículos que se producen por la red viaria, están previstos cerca de 17 millones de desplazamientos, ASINTRA recomienda utilizar el autobús, un modo de transporte seguro, económico, ecológico y de alta calidad.

Los desplazamientos se producirán principalmente en 3 fases: “Navidad”, del viernes 23 al lunes 26 de diciembre, “Fin de Año”, del viernes 30 de diciembre al lunes 2 de enero, y “Reyes”, del jueves 5 de enero al domingo 8 de enero.

Este periodo festivo es muy conflictivo en lo que a circulación de vehículos se refiere, ya que se producen multitud de desplazamientos con orígenes y destinos similares y realizados en los mismos días y horas, por lo que ASINTRA recomienda realizarlos en autobús, el modo de transporte colectivo más utilizado, con una cuota del 55% frente a los 22,5% del aéreo, 20,5% del ferrocarril y 2% del transporte marítimo.

La elección del autobús, se prevén 6,9 millones de desplazamientos en este modo durante estas fiestas, supone las siguientes ventajas:

  • Es tres veces más económico que el vehículo privado o el avión, dos veces más económico que el AVE y 1,3 veces más económico que el tren de larga y media distancia.
  • Es el único modo que garantiza la movilidad de forma universal.
  • Especialmente es fundamental para la movilidad de menores de 18 y mayores de 65 años. Ofrece vehículos adaptados y precios económicos.
  • Es el modo que menos emisiones contaminantes genera, 2,6 veces menos que el ferrocarril y 6 veces menos que el automóvil. El desplazamiento en autocar evita anualmente la emisión a la atmósfera de 4.874.513 toneladas de CO2.
  • Es el medio socialmente más eficiente, al generar menos externalidades negativas (contaminación, ruido, cambio climático, accidentes, etc.).
  • Es un modo muy seguro, con niveles similares de siniestralidad a los de la aviación o el ferrocarril, participa en menos del 1% de los accidentes con víctimas. Respecto al vehículo privado es 24 veces más seguro, si atendemos al número de fallecidos en accidentes.
  • Es energéticamente eficiente, el consumo medio para transportar un pasajero cien kilómetros es de 0,7 litros de gasoil en autocar, mientras que en turismo es de 5,9 litros y de 2,6 litros en los trenes de alta velocidad.
  • Es un activo para la reducción de la congestión y, consecuentemente, de la contaminación atmosférica y de los accidentes. Un autocar reemplaza hasta 30 vehículos privados en términos de tasa media de ocupación.
  • Ofrece una alta calidad de servicio. Los usuarios habituales le dan una valoración global del 7,08 (sobre 10) – 7,5 al AVE y larga distancia y 7,09 cercanías y media distancia.
  • Necesita unos menores requisitos de infraestructura y ofrece una mayor capilaridad.
  • Es generador de empleo estable y de calidad. El empleo directo generado en el sector del el transporte en autobús presenta unas tasas de estabilidad en el empleo superior a la media de los sectores servicios. Según datos del INE, el porcentaje de asalariados fijos es del 76% frente al 67% del conjunto del sector servicios.
  • No consume recursos de las Administraciones Públicas: no recibe subvenciones y el impuesto sobre hidrocarburos supera en 1,25 veces la inversión en carreteras.
  • La facturación del sector es de 3.788 M€ y genera ingresos fiscales por valor de 1.172 M€.

El autobús es un modo que, gracias a sus beneficios y ventajas, es una palanca potente y necesaria, así como imprescindible, para garantizar una movilidad sostenible e inteligente que redundará en beneficio de todos.

Deja un comentario