Reunión anual del CNTC con los Directores Generales de Transporte


Como cada año, el pasado jueves se celebró la reunión anual de la Mesa de Directores Generales de Transporte con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), en la cual las organizaciones empresariales integrantes expusieron las principales problemáticas del sector.

El presidente del CNTC y de ASINTRA, Rafael Barbadillo, comenzó su intervención expresando su deseo de que reuniones como ésta se produzcan con mayor frecuencia, como mínimo tres al año, y con otro formato, estrechando así la relación con la Administración.

En un año especialmente complicado, con unas previsiones que no mejoran para el próximo año, hizo hincapié en las más de 300 empresas de transporte de viajeros por carretera que han desaparecido desde el inicio de la crisis en julio 2007 (3.965 empresas frente a 3.659); en el importante y sostenido descenso de la demanda desde el inicio de la crisis, cifrada de media en el 20%; y en el incremento de costes, especialmente el combustible, la financiación y el personal.

Asimismo, subrayó que, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio medio del gasóleo el pasado noviembre llegó a 1,307 €/l, lo que sitúa a este combustible muy cerca de los niveles récord del verano de 2008 (1,329 €/l), momento en que el sector alcanzó un acuerdo con el Gobierno para paliar los efectos de tan importante incremento. El incremento interanual del precio del gasóleo, noviembre de 2010 (1,1145 €/l), asciende ya a un 17,3%.

Otra cuestión que afectará profundamente al sector será el incremento fiscal que sufrirá el gasóleo profesional a partir del 1 enero de 2012, como consecuencia de la Directiva 2003/96, pasando de 302 € por mil litros a 330 € por mil litros el 1 de enero, quedando la devolución fiscal por vehículo al año en 50 € en vez de los 1.450 € actuales. Este incremento impositivo se va a traducir en un incremento del 6,7% en el coste del combustible para una media de 70.000 km anuales por vehículo.

Por todo lo anteriormente expuesto, el presidente del CNTC señaló la necesidad de una revisión tarifaria extraordinaria para reequilibrar las concesiones de los servicios regulares de viajeros por carretera.

Pero como principal preocupación destacó el incremento de la morosidad de las Administraciones Públicas, con una deuda estimada con el sector asciende a 1.029 M€, lo que supone el 29% de la facturación total del sector. Estas deudas corresponden principalmente a las administraciones locales, que adeudan 768 M€ por los servicios de transporte urbano y el resto de las administraciones autonómicas en concepto de transporte escolar principalmente y ayudas al transporte, que unido al escaso o nulo acceso a la financiación está situando a las empresas en una difícil situación.

Recalcó la preocupación existente respecto a la elaboración de los presupuestos de algunas CC.AA., donde la partida destinada a la financiación del transporte en autobús disminuye y aumentan las aportaciones al ferrocarril, cuando el autobús es el único modo que garantiza la movilidad de todos.

Se refirió también a la necesidad de recuperar la unidad de mercado para eliminar las asimetrías porque colocan a las empresas de manera perjudicial ante el mercado, así como eliminar cargas administrativas existentes que suponen para el transporte de viajeros un coste adicional de 68 M€, equivalente al 2% de la facturación.

Otras medidas prioritarias expuestas durante la reunión por el presidente del CNTC fueron:

  • Racionalizar la concepción de la red actual: fomentar sinergias de explotación, evitar oferta no productiva y la creación de nuevos servicios deficitarios, potenciando los existentes, favorecer la intermodalidad con los aeropuertos y estaciones de ferrocarril y flexibilizar la gestión con la introducción de tarifas valle, llano y punta.
  • Impulso decidido de la puesta en práctica del PLAN PLATA II, especialmente en lo relativo a las condiciones de contratación del transporte escolar por todas las administraciones públicas, para evitar las subastas que están descapitalizando al sector.
  • Redimensionamiento empresarial del acceso al mercado elevando el número mínimo de vehículos.
  • Impulso en la construcción de carriles bus o habilitación de las actuales infraestructuras por tramos horarios.
  • Mantenimiento de las ayudas al abandono de la actividad y a la formación, para hacer frente a los retos que tiene el sector de competitividad y profesionalización.

Deja un comentario