La devolución del céntimo sanitario ya es competencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo


En 2008 la Comisión Europea notificó al Gobierno de España que el Impuesto Especial sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, el denominado céntimo sanitario, es contrario a la Directiva 92/12/CEE del Consejo, de 25 de febrero de 1992, relativa al régimen general de circulación y controles de los productos objeto de impuestos especiales.

El motivo fundamental por el que fue amonestada España es porque este impuesto no puede tener una finalidad presupuestaria, como es la financiación de la sanidad. El objetivo principal de este impuesto es fortalecer la autonomía de las regiones proporcionándoles los medios para generar ingresos fiscales.

Ahora la cuestión prejudicial planteada ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha sido admitida, de manera que se convierte en competencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo. Si el Tribunal de las Comunidades Europeas estima que ha habido infracción del Derecho Comunitario, España se vería obligada a devolver el impuesto ingresado indebidamente, salvo que estuviera prescrito el derecho a la devolución de los ingresos indebidos. Es decir, la prescripción del derecho a la devolución de los ingresos indebidos impediría la devolución del impuesto.

Al estar ya en Luxemburgo en uno o dos años deberá de haber un pronunciamiento expreso de las autoridades comunitarias acerca de la ilegalidad del céntimo sanitario, quedando obligadas las autoridades españolas a acatar ese pronunciamiento.

El planteamiento de la cuestión prejudicial afecta a las solicitudes de devolución que ya están tramitando la mayoría de las empresas del sector.

Deja un comentario