El céntimo sanitario en la Comunidad Valenciana y Castilla y León


La Comunidad Valenciana devolverá el “céntimo sanitario”

La Comunidad Valenciana devolverá el importe recaudado por el denominado céntimo sanitario a los transportistas, una medida en la que este gobierno autonómico resulta ser pionero en España y que en su aplicación no tendrá en cuenta el origen geográfico de las empresas de transporte sino el hecho de que hayan repostado en el territorio de las tres provincias que componen esta comunidad autónoma: Alicante, Castellón y Valencia.

El anuncio se produjo tras la aprobación por parte de las Cortes Valencianas del Decreto ley autonómico 1/2012, el pasado 18 de enero, mientras que la medida establece que todo el impuesto del céntimo sanitario que grava el carburante y que asciende a 4,8 céntimos por litro sea devuelto a los transportistas.

La Consejería de Infraestructuras de la Generalitat Valenciana ha informado a los representantes del transporte de la Comunidad Valenciana de que va a devolver el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (céntimo sanitario) en el tramo autonómico completo, por valor de 4,8 céntimos de euro por litro de gasóleo.

Así queda establecido en el decreto-ley de medidas urgentes para reducir el déficit, que establece la devolución de 48 euros por cada 1.000 litros para el gasóleo de uso profesional.

Podrán beneficiarse de la desgravación los titulares de los vehículos de motor y conjuntos de vehículos articulados destinados exclusivamente al transporte de mercancías por carretera; los vehículos de motor destinados al transporte de pasajeros, regular u ocasional, para más de ocho pasajeros, y los taxis.

Para solicitar la devolución, los transportistas tienen que inscribirse en el censo de usuarios del gasóleo profesional y de vehículos destinados al transporte y haber pagado con tarjeta de transporte profesional (en estaciones de servicio) o demostrar los suministros, si han sido realizados en las instalaciones de los usuarios.

Castilla y León reembolsará la mitad del “céntimo sanitario”

Por su parte, la Junta de Castilla y León ha aprobado el Proyecto de Ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieras, que impone, entre otras medidas, el “céntimo sanitario”. Así, Castilla y León incorporará el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos, una tasa que ya existe en nueve de las trece autonomías de régimen común, incluidas las islas.

Aunque en un principio se planteó aplicar a los tipos máximos autorizados, es decir 4,8 céntimos por litro de gasolina, gasóleo de uso general y queroseno, finalmente la Junta reembolsará la mitad, es decir, 0,24 céntimos de euros por litro de combustible repostado. El denominado “céntimo sanitario” entrará en vigor en Castilla y León previsiblemente en marzo.

La Junta ha escuchado en parte las quejas del sector regional del transporte y devolverá un 50% del coste de la nueva tasa sobre los hidrocarburos. La Administración regional esperaba recaudar 140 M€ en un año destinados directamente a sufragar la sanidad pública y que ahora se quedará en 120, ya que el impacto de esta exención está cifrado en 20 millones.

Quedarán exentos de esta nueva tasa el gasóleo de uso especial que utilizan los agricultores y los ganaderos para su actividad y el gasóleo de calefacción.

Deja un comentario