Ayudas para la adquisición de autobuses eléctricos


Se ha publicado en el BOE el Real Decreto 417/2012, de 24 de febrero, por el que se modifica el Real Decreto 648/2011, de 9 de mayo, de concesión directa de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos, en el marco del Plan de Acción 2010-2012 del Plan integral de impulso al vehículo eléctrico en España 2010-2014.

Este Real Decreto establece la cuantía de ayudas para 2012 para la adquisición de vehículos eléctricos, con las mismas normas reguladoras y el sistema de gestión que las ayudas aprobadas en mayo de 2011. Revisa la dotación prevista en el Real Decreto del 18 de noviembre de 2011, para la financiación de ayudas a la adquisición de vehículos eléctricos, y la fija en un máximo de diez millones de euros. De este modo, se compatibiliza el objetivo de esfuerzo de reducción del gasto con el apoyo a la demanda de este tipo de vehículos con las consecuentes sinergias positivas de eficiencia entre el sector de automoción y el de energía, y la incorporación de tecnología nueva e innovadora.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo subvencionará un 25 por 100 del precio de venta antes de impuestos del vehículo, con un máximo de seis mil euros por unidad para flotas y usuarios particulares, y de hasta treinta mil euros para los vehículos grandes (como autobuses), dependiendo del tipo de vehículo. Estas ayudas se concederán, con el mismo sistema utilizado en 2011, a aquellas solicitudes presentadas entre el 1 de enero al 30 de noviembre de 2012.

Podrán beneficiarse de las ayudas las personas físicas, autónomos, empresas, Administraciones públicas y las sociedades o entidades que tengan consideración de carácter público estatal, autonómico o local.

Las ayudas se conceden para la adquisición, operaciones de financiación por leasing financiero y arrendamiento por renting o leasing operativo de vehículos eléctricos nuevos matriculados por primera vez en España, ya sean turismos (categoría M1), furgonetas (N1), furgones (N2), autobuses (M2 y M3), motocicletas (L3e y L5e) ó cuadriciclos, tanto ligeros (L6e) como pesados (L7e).

La cuantía de la subvención individual es del 25 por 100 del precio de venta antes de impuestos del vehículo completo, incluyendo sus baterías propulsoras. Si el vehículo adquirido no incluye sus baterías propulsoras, el porcentaje del 25 por 100 de la ayuda individual pasa a ser del 35 por 100, manteniendo los límites anteriores.

Dependiendo del tipo de vehículo y de su autonomía, en modo exclusivamente eléctrico, se establecen una serie de límites a estas ayudas.

Deja un comentario