El Proyecto de Presupuestos Generales del Estado desde la óptica del transporte


El pasado 30 de marzo el Consejo de Ministros aprobó la remisión a las Costes Generales del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012, de los que ASINTRA ha realizado las siguientes observaciones:

  • Los Presupuestos asumen un cuadro macroeconómico recesivo que podría ser aún más acusado por el efecto de la consolidación fiscal sobre el consumo público y el ajuste la licitación de obra pública.
  • Después de que en 2011 el déficit total se redujera en menos de un punto, en 2012 se cuadriplicará el esfuerzo fiscal para recortar el desequilibrio presupuestario desde el 8,5% al 5,3%.
  • El presupuesto del Ministerio de Fomento prevé una reducción del 9,8% de los gastos de personal, un 7,3% de los gastos corrientes y un incremento del 4,8% de las inversiones.
  • Los recursos totales del Ministerio de Fomento ascienden a 20.104 millones de euros, de los que 11.928 millones de euros (59%) corresponden a inversión y 8.176 millones de euros (41%) a gastos operativos (personal, financieros y subvenciones).
  • Por tanto, la reducción total de los recursos totales del Grupo Fomento es de 8,62%.
  • Destacar el gran esfuerzo inversor en el ferrocarril que acapara el 50,7% del total, 6.043 millones de euros, en un modo que a pesar de la gran apuesta realizada en los últimos años, mejorando las infraestructuras ferroviarias y el material rodante, no incrementa su cuota de mercado, por lo que habría que plantearse la revisión del modelo de gestión de las compañías públicas RENFE-Operadora y FEVE.
  • Las inversiones destinadas a las infraestructuras de carreteras suponen el 26,5%, 3.160 millones de euros, una cantidad escasa siendo la infraestructura más utilizada para la movilidad de las mercancías y personas. Debido al estado de conservación en el que se encuentran, es necesario incrementar esta partida para poder mantener el patrimonio viario, esencial para el desarrollo económico.
  • En cuanto a inversiones en infraestructuras específicas del transporte público de viajeros por carretera son prácticamente nulas, solamente se hace una mención dentro de las Actuaciones Metropolitanas en Madrid a las plataformas reservadas para el transporte público, debiendo ampliarse a todos los grandes ejes de penetración de la grandes ciudades españolas, como forma de fomentar el uso de transporte público por carretera, que por su economía produce importantes ahorros para las arcas públicas.
  • Es de destacar la ausencia de inversiones destinadas a fomentar la intermodalidad, tanto en el transporte de viajeros como en el de mercancías.
  • El cuadro macroeconómico en el cual se han realizado los Presupuestos Generales del Estado para el año 2012, contemplan una inflación del 2% y un incremento del precio del petróleo del 12%, lo que provocará un desequilibrio de las concesiones de servicios de transporte regular de uso general de viajeros por carretera, debido al sistema de revisión tarifaria que está referenciado al IPC medio y no a la evolución real de los costes, por lo que habría que aprovechar la reforma de la LOTT para adaptar el sistema de revisión de tarifas a la evolución real de los costes, como forma de reequilibrar económicamente las concesiones.
  • Respecto al capítulo de subvenciones al transporte se produce una reducción del 0,3%, pasando de los 1.618,77 millones de euros en 2011 a los 1.614,30 millones de euros para este año. Hay que destacar que las subvenciones destinadas al transporte terrestre tienen un incremento del 8,3%, pasando de los 1.148,87 millones de euros en 2011 a los 1.247,91 para este año. Las subvenciones destinadas al transporte terrestre son principalmente para financiar los resultados negativos de RENFE-Operadora y FEVE, que acaparan más del 50% de esta partida. Para tratar de revertir esta situación se hace necesario introducir criterios de gestión más eficientes y tarifas que incorporen la totalidad de los costes de explotación de los servicios ferroviarios.
  • En el contexto actual de consolidación fiscal es necesario replantearse las prioridades de inversión hacia las infraestructuras y los modos más eficientes desde el punto de vista económico.
  • En el capítulo de ingresos, destacar la propuesta de modificación del Impuesto Especial de Hidrocarburos, para integrar en este impuesto el Impuesto sobre la Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (denominado comúnmente céntimo sanitario). Esta modificación no debe en ningún caso suponer un incremento de la fiscalidad del combustible del transporte y debería ser devuelto a través de la figura del gasóleo profesional al sector.
  • En el capítulo de financiación del transporte urbano, como novedad, este año los Ayuntamientos deberán disponer de un plan de movilidad sostenible, coherente con la Estrategia Española de Movilidad Sostenible, como establece la Ley 2/2011 de Economía Sostenible. Así como se reduce la partida presupuestaria presupuestaria para subvencionar el servicio de transporte urbano en un 27,8%, pasando de 70,79 M€ en 2011 a 51,05 M€ en 2012.

Deja un comentario