III Cumbre del Turismo de CEOE: el transporte turístico en autocar


Su Majestad la Reina inauguró el pasado jueves la III Cumbre del Turismo del Consejo de Turismo de CEOE, con el lema “Liderando el Futuro”. Este encuentro reunió a los representantes de las organizaciones empresariales del sector y a los principales responsables de los grandes grupos turísticos españoles para analizar la situación del turismo en España, que representa cerca de un 11% del PIB.

El presidente de CEOE, Juan Rosell, participó en la sesión de inauguración de la Cumbre, que fue clausurada por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. El evento también contó con la intervención del director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Mario Favilla, para reflexionar sobre la situación del turismo mundial. Según la OMT, España se sitúa en el cuarto puesto del ranking de principales destinos turísticos, y es el segundo por ingresos.

Conclusiones sobre el transporte turístico en autocar

ASINTRA, además de trabajar junto con CEOE en el desarrollo de la Cumbre, ha participado en la elaboración de las conclusiones sobre el transporte turístico en autocar, una parte esencial del sector del transporte de viajeros por carretera, que a continuación enumeramos:

  1. Medidas específicas de apoyo a la actividad discrecional y turística. La actividad discrecional y turística contribuye de manera decisiva al desarrollo de otras actividades económicas, especialmente el turismo. Por ello habría de recibir medidas específicas de apoyo que fomenten su consistencia económica, su rendimiento empresarial y su estabilidad. Se debería establecer un programa específico como parte fundamental del sector turístico.
  2. Lucha contra la morosidad. La morosidad de las Administraciones no es un fenómeno nuevo, pero se ha acentuado con la crisis económica y sus efectos son ahora más negativos, porque el acceso al crédito es más difícil para las empresas. Se hace necesaria la creación de un marco normativo de financiación del transporte urbano, que asegure a autoridades municipales, operadores y usuarios los medios necesarios para prestar un servicio que en muchas ocasiones trasciende del interés puramente local.
  3. Impulso de políticas destinadas a la concentración empresarial. Se precisa la elevación de los requisitos de acceso al mercado y la adaptación de las ayudas al abandono de la actividad a la realidad del sector.
  4. Establecimiento de un marco de referencia para la contratación de los servicios de transporte en autocar. Con ello se pretende que los contratantes de los servicios turísticos de transporte de viajeros por carretera se aseguren un servicio seguro, eficiente, respetuoso con el medio ambiente y de calidad.
  5. Políticas de estimulo tributario para la adquisición y renovación de flotas con vehículos más ecológicos. Se debe recuperar la deducción en el impuesto de sociedades por la adquisición de vehículos más respetuosos con el medio ambiente.
  6. Eliminación del céntimo sanitario. Mediante la figura del gasóleo profesional se deberían retornar a las empresas de transporte en autocar las cantidades ingresadas por el tramo autonómico del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos.
  7. Elaboración de un plan de infraestructuras específicas, núcleos urbanos que faciliten la operación eficiente del transporte en autocar. La construcción y habilitación de carriles bus y plataformas reservadas, supone una forma de reducir la congestión y contaminación en los ejes de acceso a las ciudades, además de la adecuación de las estaciones de autobuses a las nuevas necesidades de la demanda y construcción de aparcamientos específicos.
  8. Defensa de los interesas del sector en la tramitación y posterior aprobación de la normativa comunitaria, así como en su correcta transposición al ordenamiento jurídico. En numerosas ocasiones, la transposición efectuada coloca a las empresas españolas en una situación de desventaja.
  9. Impulso de la comodalidad e intermodalidad. Promover la coordinación de los sistemas de transporte tanto a nivel intermodal como intramodal, desarrollando políticas que favorezcan el máximo aprovechamiento de las infraestructuras, para ello es necesario que tanto puertos, aeropuertos como estaciones de ferrocarril estén dotados de infraestructuras que permitan el fácil transbordo de los viajeros al autocar.
  10. Reducción de cargas administrativas. Se precisa la reducción de las cargas administrativas que afectan al sector en aras a una mayor eficiencia y competitividad. El transporte es uno de los sectores económicos más afectados por una burocracia administrativa innecesaria.

De cara a tomar un nuevo impulso para ganar tamaño en los mercados, se necesita del apoyo de la Administración para eliminar cargar administrativas y fiscales en los procesos jurídicos de concentración y para facilitar el acceso a la financiación, para hacer viables estos proyectos.

Deja un comentario