Navarra aplicará el céntimo sanitario, dejando exentos a los transportistas

Navarra aplicará a partir de las próximas semanas el céntimo sanitario, un nuevo impuesto a los carburantes que tiene como objetivo compensar el déficit presupuestario de los primeros meses del ejercicio, y que aportará a la Hacienda Foral unos ingresos adicionales de ocho millones hasta final de año.

Serán 2,4 céntimos de euro extra por cada litro de gasoil y gasolina del que quedarían exentos los transportistas, y que supondrá según el carburante unos 70 céntimos por un repostaje de 40 €. Se trata de una de las principales novedades del plan de ajuste presupuestario que presentó el pasado viernes el Gobierno de Navarra.

Navarra era hasta ahora una de las pocas comunidades que no aplicaban el tributo, al que en los últimos meses se han sumado Baleares y Castilla y León. El impuesto sin embargo está exento en Canarias, La Rioja, Aragón y País Vasco, y salvo la primera, el resto son limítrofes con Navarra. Precisamente, para evitar que el nuevo impuesto pueda provocar menor consumo de carburante entre quienes transitan por la Comunidad, se ha optado por excluir a los transportistas, que podrán pedir la devolución del recargo posteriormente.

Navarra era hasta ahora una de las pocas comunidades que no aplicaban el tributo, al que en los últimos meses se han sumado Baleares y Castilla y León. El impuesto sin embargo está exento en Canarias, La Rioja, Aragón y País Vasco, y salvo la primera, el resto son limítrofes con Navarra. Precisamente, para evitar que el nuevo impuesto pueda provocar menor consumo de carburante entre quienes transitan por la Comunidad, se ha optado por excluir a los transportistas, que podrán pedir la devolución del recargo posteriormente.

Para más información: Gobierno de Navarra

PrintFriendly and PDF

Deja un comentario