Carmen Librero clausuró la Asamblea General de ASINTRA


El pasado jueves, 24 de mayo, ASINTRA celebró su Asamblea General Ordinaria en Ifema (Feria de Madrid), contando con la intervención de la secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, Carmen Librero, y la asistencia de importantes autoridades de la Administración central y autonómica de transporte, la más alta representación del empresariado español de transporte de viajeros por carretera, así como diversas personalidades del mundo del transporte.

El acto comenzó con la entrega de los diplomas a la 3ª Promoción del Máster en Dirección y Gestión de Empresas de Transporte de Viajeros por Carretera que imparte ASINTRA desde 2008, para la formación de los futuros gestores de empresas de transporte de viajeros por carretera (la noticia completa aquí).

Conferencia: “Las perspectivas económicas y financieras de la economía española y las implicaciones para el sector de transporte de viajeros en autobús”

Jose Antonio Herce, socio de Analistas Financieros Internacionales, ofreció una conferencia en la que analizó la crítica actualidad económica y financiera y las perspectivas del transporte de viajeros por carretera.

En este escenario de retos y oportunidades que se plantean, el transporte de viajeros por carretera se convierte en la herramienta para garantizar una movilidad sostenible y económicamente eficiente, siendo clave para la competitividad.

Para maximizar su contribución a la competitividad, José Antonio Herce recalcó que es necesario reorientar las decisiones de gasto e inversión en materia de movilidad hacia iniciativas más coste-efectivas, low-cost, y garantizar un marco regulatorio adecuado, con la generalización y estabilidad del modelo concesional, la fiscalidad verde, la seguridad jurídico-económica y la flexibilización y racionalización de la normativa laboral.

Con el objetivo de lograr este marco, propuso que el sector refuerce su estrategia de lobby con contrapartida (smart lobbying), aportando valor al diálogo con los reguladores y la sociedad.

A esto se suman unas infraestructuras de muy bajo coste, sobre todo en comparación con el tren o el tranvía. En este sentido, manifestó que un carril bus se puede realizar con tan sólo una línea roja y una cámara, por lo que la instalación de infraestructuras de acceso a las grandes ciudades apenas supondría costes y sí tendría resultados muy positivos por su contribución al medio ambiente, por favorecer la descongestión, optimizar la utilización del suelo y reducir la siniestralidad.

Para concluir se refirió al Barómetro sectorial que ASINTRA y FENEBUS están elaborando con la colaboración de AFI, cuyo primer número está previsto para el próximo mes de julio. Una publicación trimestral de difusión general que ofrecerá información útil para las empresas del sector, dará a conocer el sector proyectando al exterior una imagen fidedigna del mismo y aportará información relevante que contribuya a una regulación eficiente. Los contenidos se dividirán en: entorno económico, el sector el cifras (demanda, evolución de precios y costes…) y opiniones empresariales y clima del sector, datos que se conseguirán a través de encuestas.

Informe del presidente de ASINTRA

Tras agradecer la presencia de todos los asistentes a la Asamblea, en un momento como el actual, crucial para la economía y las empresas españolas, el presidente de ASINTRA comenzó su informe refiriéndose a la profunda y prolongada crisis económica que está afectado seriamente al transporte de viajeros por carretera, y como lo reflejan los datos del INE, que recogen la constante pérdida de viajeros, con una tasa acumulada media del 36% desde finales de 2007. Asimismo, señaló que desde el inicio de la crisis han desaparecido más de 325 empresas de transporte de viajeros por carretera, quedando configurado el mercado por 3.639 empresas con un parque de 39.915 vehículos.

Explicó que esta contracción de la demanda continuará en los próximos meses por la caída del consumo interno, a lo que se une la disminución o eliminación en algunos casos de las ayudas de las administraciones autonómicas al viajero, por lo que solicitó, con más urgencia que nunca, que se realice un rápido ajuste de la oferta a esta nueva realidad de movilidad.

Respecto al Plan de pago a proveedores, Rafael Barbadillo reveló la especial importancia que este Plan tiene para el sector, uno de los principales proveedores de la Administración, y reclamó que en la ampliación que se está estudiando del Plan se incluyan a todas las empresas de transporte de viajeros por carretera, ya que muchas no se han podido acoger hasta el momento, asunto en el que ASINTRA está trabajando intensamente en coordinación con la Secretaría General de Transportes del Ministerio de Fomento y la de Coordinación con la Administración Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Igualmente solicitó a la Secretaria General una urgente revisión extraordinaria de las tarifas de los servicios regulares de uso general, ante el constante incremento del precio del gasóleo, un 60% desde 2009, que supone unos aumentos de costes que no van acompasados del incremento de las tarifas. Además de aprovechar la reforma de la LOTT para modificar el sistema de revisión tarifaria, que debe referenciarse a la evolución real de costes.

En cuanto a los servicios discrecionales, pidió una revisión de la Orden Ministerial de autorizaciones de transporte, para que se eleven los requisitos de acceso al mercado y para buscar fórmulas de concentración empresarial mediante incentivos fiscales.

Relacionado con el gasóleo profesional, se refirió a su fiscalidad, que se ha visto incrementada este año con la práctica igualación al particular, a lo que se suma la implantación en cada vez más Comunidades Autónomas del “céntimo sanitario”. En este sentido, pidió que este impuesto se devuelva en su totalidad al transporte de viajeros por carretera vía gasóleo profesional, para evitar los efectos frontera y la ruptura de la unidad de mercado que se están produciendo.

Sobre la tarifación por el uso de las infraestructuras, el presidente de ASINTRA recalcó que el transporte de viajeros por carretera debe quedar exento del pago, por ser un modo que contribuye a la movilidad sostenible de personas, favorece la descongestión de las infraestructuras, contribuye a la protección del medio ambiente al generar menos externalidades negativas, contribuye a la reducción de la siniestralidad, favorece la cohesión territorial y, lo más importante, optimiza la utilización del suelo. “El autobús a través de los diferentes impuestos internaliza todos sus costes”, puntualizó.

A continuación enumeró los importantes cambios que se han anunciado en la legislación de transporte, como la reforma de la LOTT, de la Orden Ministerial de acceso a la profesión y al mercado, de la Orden Ministerial sobre documentos de control, la creación de una nueva Orden Ministerial sobre condiciones generales de contratación en el transporte regular y los cambios en la fiscalidad del combustible, así como la tercera revisión de los pliegos concesionales. Todo ello supondrá remover los cimientos del transporte de viajeros por carretera en un contexto poco propicio, aumentando así la incertidumbre empresarial.

En este contexto de incertidumbre, Rafael Barbadillo explicó que lo que el empresario necesita es que se clarifique el escenario en el que se desenvuelve su actividad, con mensajes claros que permitan la toma de decisiones lo más acertadas posibles. Y señaló que, para despejar las incógnitas sectoriales, es hoy más necesario que nunca un mayor diálogo y consenso entre las Administraciones y el Sector.

Ofreció también la colaboración de ASINTRA para la elaboración de un plan sectorial que se incluya dentro del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda que está elaborando el Ministerio de Fomento.

Respecto a la reforma de la LOTT, en breve se trasladarán a Fomento las observaciones principales, hizo hincapié en que ésta debería dotar al sector de una mayor competitividad y flexibilidad, preservando el sistema concesional, con exclusiva y mediante concurso, al ser el mejor sistema para las líneas de nuestro país y para el resto de países de la UE. Además deberá servir para superar los actuales retos del sector: recuperar la unidad de mercado; ganar tamaño empresarial; dotar de mayor versatilidad y flexibilidad a las empresas; incrementar el uso de las tecnologías de la información; aumentar la profesionalización del sector; mejorar la imagen de los transportes colectivos; reducir las cargas administrativas, que suponen un coste adicional de 68 M€; y adecuar el baremo sancionador a la realidad económica del sector.

Demandó para los servicios de transporte discrecional y turístico, que contribuyen de manera decisiva al desarrollo de otras actividades económicas, medidas específicas de apoyo que fomenten su consistencia económica, su rendimiento empresarial y su estabilidad, debiéndose incluir en el Plan General del Turismo que el Gobierno está elaborando. A su vez, para los servicios regulares de uso especial, escolares y trabajadores solicitó nuevas fórmulas de contratación que permitan la adecuada prestación del servicio, donde se prime la calidad y la seguridad sobre el precio, y que en algunos casos se estudie la flexibilización de su uso para la optimización de la red.

También adelantó que el programa de renovación mediante concursos de los contratos de líneas regulares de titularidad de Fomento se va a poner en marcha de nuevo, con un calendario previsto de 20 licitaciones para este año, 20 para el próximo y otras 20 para 2014. En este sentido advirtió que el Ministerio está revisando los pliegos, que de modificarse sería la tercera vez que se alteran, por lo que en el proceso de renovación no han existido las mismas condiciones y requisitos, lo que constituye un factor esencial que atenta contra la necesaria seguridad jurídica y confianza empresarial.

Para ASINTRA el pliego debe preservar la rentabilidad del contrato de servicio público y la competitividad del modo, siendo imprescindible establecer límites claros que impidan las bajas temerarias y evitar imponer o crear costes artificiales que reduzcan la competitividad. Asimismo, debe de adecuarse a la realidad vigente, de grave crisis económica, con menores exigencias respecto del material móvil y su antigüedad, evitando que se oferten conceptos superfluos así como expediciones innecesarias, considerando un régimen tarifario suficiente, no permitiendo que por razón de precio los concursos se conviertan en auténticas subastas.

En un momento como el actual, en que las Administraciones están limitando el endeudamiento local y autonómico, reiteró la necesidad de externalizar la gestión de las empresas públicas de transporte urbano, al ser la gestión privada más eficiente, con unos costes inferiores de entorno al 25%. Y también urgió abordar la necesaria Ley de Financiación del Transporte Urbano, que asegure los medios necesarios para prestar un servicio que en muchas ocasiones transciende del interés puramente local.

Por otro lado, dejó constancia de la competencia desleal que el transporte de viajeros por carretera viene padeciendo por parte del ferrocarril, que tiene el ejercicio subvencionado. En este sentido, solicitó transparencia en la cuentas de RENFE y contabilidades independientes de los servicios sometidos a obligaciones de servicio público del resto.

Destacó también el gran esfuerzo inversor en ferrocarril en el presupuesto de Fomento, que acapara el 50,7% del total (6.043 M€). Un modo que, a pesar de la inversión realizada en los últimos años, no incrementa su cuota de mercado, salvo en determinados servicios, por lo que debe plantearse la revisión del modelo de gestión de las compañías públicas RENFE-Operadora y FEVE.

Asimismo, ofreció la colaboración de ASINTRA a Fomento para el estudio qué está realizando sobre la oferta de transporte ferroviaria no productiva para optimizar la red con la intención de suprimir aquellos servicios deficitarios en favor del transporte por carretera.

En cuanto a las estaciones de autobuses requirió un plan de renovación para adecuarlas a las nuevas necesidades de la demanda en términos de servicios de seguridad, gestión de andenes, accesibilidad para personas de movilidad reducida, etc. En términos de usuarios potencialmente beneficiarias, éstos podrían superar los 650 millones al año, un 20% más que los usuarios de los servicios ferroviarios interurbanos.

El presidente de ASINTRA concluyó su intervención refiriéndose al intenso trabajo realizado por ASINTRA en el último año y a la intención de “seguir trabajando, ahora todavía con más acicate porque los problemas son mayores, en defender este magnífico sector”.

Clausuró la secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento

Finalmente tomó la palabra Carmen Librero, Secretaria General de Transportes del Ministerio de Fomento, que fue la encargada de clausurar la Asamblea, quien tras agradecer la oportunidad de participar en el acto, expresó su satisfacción por el apoyo que el Ministerio de Fomento ofrece a ASINTRA para el desarrollo del Máster en Dirección y Gestión de Transporte de Viajeros por Carretera que se imparte desde 2008, una apuesta por la profesionalización del sector que redunda en una mejora de la gestión de las empresas.

En cuanto a la profunda crisis económica que está afectando las empresas, y de manera relevante al sector del transporte, que atraviesa un difícil momento por la constante reducción de la demanda y el incremento de costes, se comprometió a tener en cuenta esta situación de cara a la toma de decisiones. En este sentido, manifestó ser consciente de las propuestas de ASINTRA para la mejora del sector, que se están estudiando con detenimiento.

En lo que se refiere a la reforma de la LOTT, proceso que también afectará a otras normas como el ROTT y la Orden Ministerial de autorizaciones de transporte, señaló que el principal objetivo del Ministerio de Fomento es buscar un sistema de transporte más eficaz, eficiente y cohesionado. La reforma está ahora en fase de consulta para analizar las propuestas y demandas del sector y lograr que la Ley sea la mejor posible para el transporte terrestre.

También explicó que el Ministerio está en proceso de racionalización de la media distancia en la carretera y el ferrocarril, garantizando siempre el derecho a la movilidad de los ciudadanos.

Respecto a la modificación de los pliegos de condiciones para la renovación de los contratos de líneas regulares de titularidad del Ministerio de Fomento, advirtió que la finalidad de esta reforma es lograr un transporte más eficiente y sostenible, garantizando y mejorando, aún más si cabe, la calidad y seguridad del servicio.

Para finalizar, Carmen Librero subrayó que las puertas de la Secretaría General de Transportes están siempre abiertas al sector.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Carrocerías de Autobuses (ASCABUS), en la que se integran Ayats, Beulas, Burillo, Castro Carrocera, Castrosua, Farebús, Ferqui, Indcar, Irizar, Noge, Sunsundegui, Tata Hispano y Unvi, patrocinaron el cóctel-almuerzo que se ofreció a los asistentes al finalizar el acto.

Deja un comentario