Nueva normativa sobre los tacógrafos


La comisión parlamentaria de Transportes aprobó el pasado jueves, 31 de mayo, en primera lectura la nueva normativa comunitaria de traslados por carretera destinada a evitar la manipulación de tacógrafos y reducir los trámites burocráticos. Este voto permitirá que los tacógrafos inteligentes controlen a través de tecnologías como la navegación por satélite y la comunicación a distancia, el tiempo que un vehículo ha estado circulando.

Las mejoras técnicas entrarían en vigor en 2017. Entre las nuevas funcionalidades que recoge la normativa, como ya hemos informado en anteriores Semanales, se encuentra la reducción de las entradas manuales gracias a la localización de los vehículos a través de un satélite integrado, además de las inspecciones del recorrido por control remoto.

Del mismo modo, los tacógrafos se equipararán con interfaces armonizados que permitirán que los datos registrados puedan utilizarse con otras aplicaciones de sistemas inteligentes de transporte, como por ejemplo, el eCall.

La nueva normativa también recoge cambios en lo que se refiere a las licencias de los conductores, ya que podrán fusionarse con la “tarjeta de conductor”, documento personalizado de lectura electrónica que se podrá utilizar en todos los camiones matriculados después de mayo de 2006.

Controles más estrictos

El nuevo reglamento sobre tacógrafos también contemplará controles más estrictos de instalación y calibración de los tacógrafos, de forma que las empresas de transporte no podrán instalarlos en sus propios vehículos.

El objetivo de esta medida es el de reducir el número de casos de tacógrafos manipulados y la carga administrativa de las empresas, ayudándoles así a organizar mejor la cadena logística.

Contexto

La normativa europea sobre tiempos de conducción y descanso de los conductores profesionales se planteó con el objetivo de mejorar la seguridad vial y las condiciones de trabajo de los conductores.

Para controlar el cumplimiento de estas normas, 6 millones de camiones y autobuses están equipados con tacógrafos, dispositivos de registro de la distancia recorrida y de la rutina del conductor (conducción, descanso y pausa, la disponibilidad o el trabajo de otros). Desde 1985, los tacógrafos analógicos o digitales, obligatorios en los vehículos matriculados después del 1 de mayo de 2006, están vinculados a la tarjeta de conductor personalizada y electrónicamente legible.

Deja un comentario