La Comisión Europea propone crear un grupo de expertos en seguridad del transporte terrestre


La Comisión Europea ha adoptado un documento de trabajo para el desarrollo de una política de seguridad del transporte en la UE, centrada en particular en el déficit de política comunitaria relativa a la seguridad del transporte terrestre.

Así, el objetivo principal será la creación de un grupo de expertos en el ámbito de la seguridad del transporte terrestre, que asistirá a la Comisión en la elaboración y realización de las actividades de la Unión Europea destinadas a desarrollar una política de seguridad en relación con el transporte terrestre, y fomentará un intercambio continuo de experiencias, políticas y prácticas pertinentes entre los Estados miembros y las diversas partes implicadas.

A fin de lograr los objetivos propuestos en el documento de trabajo de la Comisión, el Grupo:

  • asistirá a la Comisión en el desarrollo de instrumentos de control, evaluación y divulgación de los resultados de las medidas adoptadas a escala de la Unión Europea en el ámbito de la seguridad del transporte terrestre,
  • contribuirá a la aplicación de los programas de acción de la Unión Europea en la materia, en particular procediendo al examen de sus resultados y proponiendo mejoras de las acciones realizadas,
  • fomentará los intercambios de información sobre las acciones emprendidas a todos los niveles para promover la seguridad del transporte terrestre y, en su caso, propondrá posibles actuaciones a nivel de la Unión Europea,
  • emitirá dictámenes o presentará informes a la Comisión, bien a petición de esta última o por iniciativa propia, sobre cualquier cuestión de interés para el fomento de la seguridad del transporte terrestre en la Unión Europea.

Los miembros serán autoridades competentes de los Estados miembros. Estos deberán designar a dos representantes:

a) un representante por Estado miembro de los ministerios o servicios de la Administración responsables del transporte terrestre;

b) un representante por Estado miembro de los ministerios o servicios de la Administración responsables de las cuestiones de seguridad u orden público.

Los representantes de la Comisión podrán otorgar a personas físicas la categoría de observador o invitar a representantes europeos de organizaciones internacionales y profesionales involucradas en la seguridad del transporte terrestre o directamente afectadas por esta cuestión, así como de organizaciones de usuarios del transporte.

¿Cuál es el problema?

Aunque el transporte público (tranvía, autobús, metro), el ferrocarril de alta velocidad y el transporte por ferrocarril son los modos más importantes de transporte de pasajeros (80.000 millones de pasajeros al año) y que la carretera, el ferrocarril y las vías navegables interiores transportan enormes cantidades de carga tanto dentro de la UE como fuera, hoy en día no existe un enfoque conexo de la seguridad del transporte terrestre en la UE y esto tiene que cambiar. En comparación con el transporte aéreo y marítimo, el terrestre ha sufrido el mayor número de incidentes terroristas y muertes en la última década. Mientras tanto, cada vez es mayor el número de viajes transfronterizos.

¿Qué proponemos?

La Comisión propone la creación de un Grupo Consultivo para la Seguridad del Transporte Terrestre compuesto por expertos en políticas nacionales, tanto de las administraciones de transporte como de seguridad/justicia. Esto se complementaría con un grupo paralelo de las partes interesados, para que también esté presente la industria en el proceso de elaboración de estas políticas. Los dos grupos entonces podrán discutir con las opciones políticas de la Comisión para garantizar un desarrollo equilibrado de la política europea para la seguridad del transporte terrestre. El documento contiene varias sugerencias para una posible política que los grupos serán invitados a comentar, muchas basadas en las estructuras que ya existen en la aviación y el transporte marítimo.

Cabe señalar que la Comisión no prevé normas preceptivas de seguridad para el sector del transporte terrestre. El transporte terrestre cubre una amplia gama de operaciones de transporte y muy diferentes operadores de transporte. Las necesidades y las amenazas a las que se enfrentan cada uno pueden variar considerablemente, por lo que una política única para todos no sería una solución apropiada.

Más bien, sería conveniente tener en cuenta un marco de seguridad general para los operadores de transporte, tales como los programas de seguridad, capacitación y concienciación sobre la seguridad, y una planificación de contingencia, ejercicios y rescate. Los requisitos pormenorizados se dejarán para que los desarrollen los operadores de transporte, en conjunto con los legisladores nacionales o locales. De esta forma, cada operador de transporte tendría un nivel adecuado de preparación para su seguridad, proporcional a los riesgos a los que se enfrentan sus operaciones.

¿Cuáles son los beneficios?

El documento de trabajo llama la atención sobre la falta de requisitos de seguridad en toda la UE en el ámbito de la seguridad del transporte terrestre. La Comisión considera que mediante el desarrollo de un sistema construido sobre las numerosas prácticas existentes y entre los operadores de transporte individuales y los reguladores, se podría mejorar a muy bajo costo la seguridad general de los ciudadanos de la UE. Por otra parte, tener requisitos comunes no sólo mejorará la seguridad del tráfico transfronterizo, sino que también la competitividad de las empresas de transporte, ya que la prestación de la seguridad no debería ser un problema que distorsione el buen funcionamiento del mercado único.

¿Cuáles son los próximos pasos?

La Comisión invitará ahora a todas las partes interesadas, incluidos el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE, a estudiar este documento de trabajo. Está previsto que el Grupo esté en funcionamiento en el segundo semestre de 2012 y que su labor pueda conducir a iniciativas en 2013.

Deja un comentario