Ana Pastor informa al Consejo de Ministros sobre la reforma de la LOTT


El pasado viernes la ministra de Fomento, Ana Pastor, presentó al Consejo de Ministros un informe sobre el anteproyecto de Ley por el que se modifica la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), con el que se pretende adaptar la Ley a la normativa europea y al acuerdo alcanzado con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) en materia del régimen sancionador.

La LOTT, aprobada en 1987, ha quedado en muchos aspectos obsoleta, tanto respecto a la normativa nacional y comunitaria, como a la realidad actual del transporte por carretera.

En la actualidad es necesaria una autorización para realizar transporte y otra segunda para realizar operaciones de subcontratación del mismo. Con la modificación prevista será posible realizar todo tipo de actividades relacionadas con el transporte con una única autorización.

Además se reducen las cargas administrativas para las empresas, ya que con la nueva ley podrán hacer todas las gestiones necesarias con la autoridad de transporte competente (Ministerio de Fomento o comunidades autónomas) a través de internet, sin necesidad de acudir físicamente a sus centros. Con esta medida se consigue una importante reducción de costes y de los tiempos de tramitación de las solicitudes.

Asimismo, para ahorrar gastos en procesos judiciales y anticipar en el tiempo la resolución de los conflictos se aumenta de 6.000 a 12.000 € el límite económico para poder acudir a las Juntas Arbitrales y resolver posibles desacuerdos en los contratos.

La nueva ley incrementará la transparencia en la gestión, ya que se harán público los datos registrados relativos a las empresas de transporte y agencias de intermediación que cuentan con autorización. Ello permitirá conocer a quien contrate si el transportista o la agencia está o no autorizada para la realización de su actividad.

Otro de los aspectos destacados es la actualización y armonización de la ley con la actual normativa comunitaria, especialmente en aquellos aspectos relacionados con los requisitos de acceso al mercado, lo que incrementará la seguridad jurídica de las empresas.

También se armoniza la clasificación de las infracciones de transporte por carretera (en leves, graves y muy graves) previstas en una directiva comunitaria.

Se incrementa asimismo la lucha contra el intrusismo en el sector reforzando el principio de que sólo quien tenga autorización de transporte puede contratar y facturar en su nombre. Se regula una infracción para poder sancionar, bajo la normativa de transporte, cuando se incumpla dicho requerimiento.

Todas las medidas expuestas afectan tanto al transporte de mercancías como al transporte discrecional de viajeros, pero también hay una serie de aspectos contenidos en la norma que resultan importantes para el sector de las líneas regulares de transporte de viajeros por autobús, que son concesiones otorgadas por el Ministerio de Fomento o las comunidades autónomas.

Aunque las empresas del sector facilitan desde hace años toda la información del servicio a sus clientes a través de internet (horarios, paradas, tarifas…), la nueva ley obligará a la inscripción de los contratos de gestión de servicio público de transporte regular de viajeros en el registro, con lo que se aumenta la transparencia del mercado para los viajeros o usuarios de las líneas regulares de autobuses, ya que podrán informarse (vía internet) en todo momento sobre las condiciones y tarifas del servicio regular que van a utilizar.

Este anteproyecto de Ley será ahora analizado por el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) y por el Consejo Nacional de Transportes Terrestres (CNTT) para elaborar el preceptivo informe.

Deja un comentario