La inflación debería mantenerse por debajo del 2% hasta final de año


CEOE y CEPYME consideran que, en el contexto actual y si el petróleo se estabiliza en torno a 100 dólares, la inflación debería mantenerse por debajo del 2% hasta final de año. Sin embargo, advierten que la anunciada subida del IVA de tres puntos para el tipo general y de dos puntos para el reducido tendrá un efecto al alza sobre la inflación.

No obstante, ambas organizaciones empresariales estiman que, a falta de conocer un mayor detalle de su implantación y teniendo en cuenta la situación económica, es muy probable que –como sucedió en 2010– una parte de la subida del IVA se la descuenten las empresas de sus márgenes para no trasladar toda la subida a los consumidores y reducir aún más la demanda.

En su análisis, CEOE y CEPYME destacan que se frena la desaceleración de la inflación por el incremento de los precios de los alimentos y el tabaco, manteniéndose en el 1,9%. Consideran que la economía española está sufriendo una agudización de su recesión y advierten de que las perspectivas para la segunda parte del año no son nada positivas. El consumo de las familias se ve lastrado por la desfavorable evolución de las expectativas que recogen el comportamiento negativo del mercado laboral, una menor renta disponible y el incremento de impuestos, añaden las organizaciones empresariales.

En este contexto y ante la falta de demanda, CEOE y CEPYME aseguran que las empresas y el comercio están haciendo un esfuerzo por mantener los precios muy contenidos, lo que se observa en el nivel reducido que presenta la inflación subyacente (1,3%). Los precios de los bienes industriales e incluso de los servicios, a pesar de la entrada de la temporada estival, siguen mostrando una evolución muy contenida. Han sido fundamentalmente los alimentos no elaborados y el tabaco los que mayor repercusión han tenido sobre la subida de la inflación subyacente hasta el 1,3%.

Por otro lado, el precio del petróleo se ha situado por debajo de los cien dólares en el mes de junio, la tasa más baja en el último año y medio. Esto ha permitido que la inflación general se mantuviese en el 1,9%, a pesar del incremento de la subyacente.

A este respecto, CEOE y CEPYME destacan que esta tasa, aunque todavía elevada para la situación de la economía española, nos permite mantener todavía un diferencial negativo con la inflación europea de 0,6 puntos (en términos de IPCA el incremento en España ha sido del 1,8%, frente al 2,4% de la UE).

Deja un comentario