Entra en vigor la 3ª generación de tacógrafos digitales


La nueva generación de tacógrafos digitales, que entró en vigor el pasado 1 de octubre, debe cumplir con nuevos requisitos gracias a los que será imposible alterar el tiempo de conducción grabado utilizando imanes. El nuevo dispositivo también debe calcular con mayor precisión el tiempo de conducción. Esta nueva generación de tacógrafos es el resultado de un Reglamento de la Comisión adoptado en 2009.

Dado que las normas sobre el tacógrafo están sujetas a su continua adaptación al progreso técnico, la Comisión adoptó las nuevas especificaciones del tacógrafo digital en 2009. Estas especificaciones se han introducido en dos pasos. El primer paso, aplicable desde octubre de 2011, se refería a cambios en el software que permiten calcular mejor el tiempo de conducción gracias a un más preciso redondeo de tiempo, denominado “una cuestión de minuto”. Ahora cada minuto se registra como conducción sólo si la conducción es el período más largo ininterrumpido durante un minuto – por ejemplo, 31 segundos.

La última actualización concierne a los tacógrafos activados desde el 1 de octubre de 2012. Los tacógrafos de nueva generación además deben ser a prueba de manipulaciones con imanes. El nuevo dispositivo funciona con un sensor de movimiento más resistente y una segunda fuente de detección de movimiento. Actualmente, tres fabricantes de tacógrafos han recibido la certificación correspondiente del Centro Común de Investigación de la Comisión.

Los tacógrafos registran automáticamente los tiempos de conducción y descanso de los conductores profesionales. Éstos garantizar una aplicación uniforme de las normas sociales en el transporte por carretera y evitan los accidentes causados por acumulación de horas de conducción, creando una igualdad de condiciones entre los operadores y contribuyendo a preservar las condiciones de trabajo de los conductores. La manipulación de los tacógrafos con imanes ha sido hasta ahora un fraude bastante común, pero con este dispositivo de nueva generación ya no será posible realizarlo.

Con el fin de disminuir otros posibles fraudes y simplificar aún más el uso del dispositivo por los conductores y operadores, el Parlamento Europeo y el Consejo están trabajando actualmente en la adopción de un nuevo Reglamento sobre el tacógrafo a raíz de una propuesta de la Comisión de julio de 2011.

Deja un comentario