Francia ya no exigirá llevar etilómetros


El ministro francés de Interior, Manuel Valls, confirmó el pasado jueves 24 de enero que Francia deroga la obligatoriedad de llevar etilómetros en los vehículos que circulen por las carreteras francesas debido “a las dificultades de fiabilidad y de aprovisionamiento de los etilómetros”. Esta decisión será sometida en próximas fechas a consulta del Consejo Nacional de Seguridad Vial y de las asociaciones de conductores y de víctimas de la carretera.

El Gobierno francés aprobó, mediante el Decreto 2012-284, de 28 de febrero de 2012, el establecimiento de la obligatoriedad de instalación de etilómetros para todos los conductores de los vehículos de motor.

Esta obligación se aplicaría a partir del día 1 de julio de 2012 a todos los conductores de vehículos terrestres de motor, excepto ciclomotores, que circulen por territorio francés, con independencia de su nacionalidad, y su incumplimiento sería sancionado a partir de 1 de noviembre de 2012 con multa de 11 €.

El etilómetro debía disponer de un certificado de homologación, en el que se incluyese la fecha de revisión, y de una etiqueta de certificación o distintivo del fabricante que indicase el cumplimiento de todos los requisitos, entro otros que el vehículo quedará inmovilizado si se superase el límite permitido, que en el caso francés es de 0,25 mg/l.

Ya el pasado mes de octubre, el Ministro de Interior francés, anunció el retraso hasta el 1 de marzo de 2013 del plazo para poder ser sancionado por no llevar un etilómetro, debido a las dificultades de aprovisionamiento y con el objetivo de permitir equiparse a los conductores en condiciones normales y de precio justo.

Deja un comentario