Se presenta el Barómetro del Autobús correspondiente al IV trimestre de 2012


ASINTRA acaba de lanzar el Barómetro del Autobús correspondiente al cuarto trimestre de 2012. El Barómetro, elaborado cuatrimestralmente con la asistencia técnica de Analistas Financieros Internacionales (Afi), ofrece un análisis de la coyuntura del sector en términos de demanda, precios y costes, así como del clima empresarial y de las perspectivas de las empresas operadoras.

Las principales claves de este nuevo número son:

  • 2012 termina con una aceleración de la contracción de la demanda de transporte, con caídas interanuales del 8,6% en autobús urbano, del 5,9% en interurbano y del 9% en servicio discrecional en el mes de noviembre.
  • El deterioro esperado de la renta disponible y la actividad económica hacen temer que continúe el drenaje de demanda a lo largo de 2013, que se verá agravado, en el caso de los servicios de autobús de media y larga distancia, por la política de bajada de precios anunciada por RENFE, sin posibilidad de respuesta por parte de las compañías de autobús que por restricciones regulatorias no cuentan la posibilidad de aplicar los sistemas de revenue management que sí le son permitidos a compañía ferroviaria.
  • El transporte por carretera cierra el año con un comportamiento sustancialmente menos inflacionista que el transporte ferroviario, con un crecimiento de precios del 5,8% frente al 8,9% del ferrocarril, constando la contribución del autobús a la movilidad sostenible y accesible.
  • A pesar de la ligera moderación en la escalada de precios de los carburantes, éstos cierran 2012 con un incremento acumulado del 11,1% y del 41,5% respecto a los niveles de enero de 2010, lo que lleva crecimientos de costes totales por encima del IPC y de los precios de los servicios, erosionando el margen empresarial. En el caso de los servicios interurbanos regulares se consolida un déficit tarifario de más de 10 puntos, lo que exige una inmediata revisión extraordinaria de tarifas.
  • Ligera mejoría del clima empresarial en el cuarto trimestre de 2012. La demanda y el precio son las variables que muestran un mayor deterioro relativo respecto a los registros del tercer trimestre y las que han sorprendido a la baja.
  • Las expectativas para el primer trimestre de 2013 son ligeramente menos pesimistas, salvo en lo referente a empleo e inversión para las que se espera un empeoramiento, no sólo en este primer trimestre sino para el conjunto del año, y competencia, costes laborales y morosidad para las que se esperan un mayor deterioro que el registrado en el tercer trimestre de 2012.
  • La restructuración de capacidad y de empleo gana peso como estrategia de respuesta frente a la caída de demanda.
  • Se reduce el uso de soluciones de factoring y crece el número de empresas que aceptan quitas como respuesta a sus problemas de morosidad.
  • La renegociación de líneas de crédito sigue siendo el recurso mayoritario para hacer frente a las restricciones de financiación, mientras se reduce la colocación de pagarés o el retraso de pagos. La obtención de avales y la ampliación de capital permanecen como opciones minoritarias.

El Barómetro está a disposición de los interesados en la página web de ASINTRA: http://www.asintra.org/barometro/

Deja un comentario