Hacienda anuncia que el Plan de Proveedores 2013 exige pagar a 30 días en todas las AAPP


El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, anunció la semana pasada que la segunda fase del Plan de Proveedores, que se pone en marcha en 2013, estará ligado al cumplimiento del pago a 30 días por parte de todas las administraciones públicas.

El plan, que movilizará miles de millones de euros en 2013, obligará a las CC.AA. y municipios a cumplir estrictamente la directiva antimorosidad de la UE.

Después de haber movilizado 30.000 millones para saldar las facturas pendientes que se acumularon durante años (en 2012 se abonaron facturas que estaban pendientes, por ejemplo, desde la Expo 1992 de Sevilla), el Gobierno se ha comprometido ahora a que las administraciones no seguirán financiándose (ni dentro de un mismo ejercicio fiscal) dejando deudas pendientes de pago a los proveedores.

Según las fuentes de Hacienda consultadas, se movilizarán varios miles de millones de euros -aún no se conoce la cifra, que está pendiente de las negociaciones con las entidades financieras-. Eso sí, está claro que se pondrán sobre la mesa más de los 2.600 millones que prometió el presidente del Gobierno en el Debate del Estado de la Nación, como ampliación del lanzado en 2012 por un volumen de 26.000 millones.

Hasta ahora todas las facturas que se han abonado con dicha macrooperación financiera para saldar las deudas de la Administración con las pymes, los autónomos y las grandes empresas eran anteriores al 1 de enero de 2011. Sin embargo, a partir de ahora también se permitirá pagar con este mecanismo de financiación a aquellas compañías con deudas pendientes de tan sólo tres meses. El Ministerio baraja que las comunidades sigan teniendo libertad para acogerse al plan o no, pero algunas de las que no se beneficiaron del primer mecanismo de pago a los proveedores ya han pedido públicamente un mecanismo de este calibre para saldar las facturas más recientes. Según Montoro, el hecho que se exija el pago en 30 días de las facturas como máximo aportará “fiabilidad”. Precisó que para hacer posible este “nuevo plan de proveedores” deberá cambiarse la legislación, pero avisó que el cambio normativo está “al alcance de la mano”.

Montoro incidió también en que 2013 será el último año de la crisis económica en nuestro país. Como dato importante para ver el fin de la crisis y el crecimiento económico el año próximo ha destacado el superávit por cuenta corriente en España, que ha superado el 3% del PIB.

Asimismo, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas insistió en la necesidad de reducir el déficit y el ajuste del sector público y señaló el empeño del Gobierno de continuar las reformas económicas para generar confianza y ser un socio fiable en Europa. En este sentido, afirmó que se ha conseguido la mayor reducción de déficit estructural de la historia de España y de los países desarrollados. El ministro volvió a pedir disculpas por haber subido los impuestos, pero ha justificado la subida porque ha servido para precipitar el inicio de la solución de la crisis y para que las administraciones públicas avancen en el equilibrio presupuestario.

Finalmente, Montoro señaló la importancia de haber recuperado la Ley de Estabilidad Presupuestaria y ha felicitado a las comunidades autónomas y a las entidades locales por su importante contribución a la reducción del déficit público. También lanzó un mensaje de confianza a la sociedad española y mostró la plena disposición del Gobierno para el diálogo.

Deja un comentario