El Consejo de Ministros aprueba el Plan Aire 2013-2016


El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016 (Plan AIRE), una iniciativa que incluye 78 medidas con el objetivo de reducir la contaminación y mejorar la calidad del aire en las ciudades.

Este Plan incorpora actuaciones realistas y eficaces para garantizar el cumplimiento de la legislación nacional, europea e internacional en esta materia. Además, pretende complementar los planes aprobados por otras administraciones públicas y reducir los niveles de emisión a la atmósfera de los contaminantes más relevantes y con mayor impacto sobre la salud.

Para ello, incluye la puesta en marcha de veintisiete medidas horizontales que deben mejorar, en general, diversos aspectos relacionados con la calidad del aire actuando sobe los ámbitos de la información, sensibilización ciudadana, Administración, I+D+i y fiscalidad. Entre ellas, se prevé evaluar la inclusión de criterios de calidad del aire en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.

Asimismo, el Plan AIRE incorpora otras 51 medidas dirigidas a reducir las emisiones producidas en sectores concretos (industria, construcción, transporte-tráfico, transporte-aeropuertos, agricultura y ganadería y residencial, comercial e institucional), y propone incentivar los vehículos más limpios.

Participación y consenso

El Plan fomenta la sensibilización ciudadana, recoge mejoras en la información disponible en materia de calidad del aire, y, entre otros aspectos, establece que pueda estar disponible en tiempo real de una forma sencilla e incluye la implementación del sistema español de información, vigilancia y prevención de la contaminación atmosférica.

Además, propone la inclusión de la calidad del aire en la formación académica del ciclo de Secundaria, mientras que, en el ámbito de la Administración, plantea el establecimiento de criterios para la adquisición de vehículos ecoeficientes.

El Plan AIRE ha contado con la colaboración de las Comunidades Autónomas, las entidades locales y otros departamentos ministeriales, así como de los organismos científicos adscritos a éstos.

Durante su proceso de elaboración se ha visto enriquecido por las aportaciones de los interesados a través de un periodo de participación pública en la página web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y se ha sometido al Consejo Asesor de Medio Ambiente, órgano asesor del Gobierno en esta materia en el que están representadas las organizaciones ecologistas, sindicales y empresariales, entre otras entidades.

Medidas sectoriales: Transporte

Dentro de las medidas sectoriales de este Plan, se encuentran los referidos al sector Transporte, y dentro de este los referidos a Tráfico y Movildiad.

Según se recoge en esta apartado, el tráfico rodado, presenta por emisiones directas de vehículos, unas contribuciones a los niveles en aire ambiente de PM10 y PM2.5 de entre el 35 y el 50 %. En el caso de PM1 esta contribución es superior al 50%.

Como mecanismo para facilitar la consecución de los objetivos específicos con el tráfico, el Gobierno promoverá los cambios en la normativa de tráfico, tanto en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, como en el Reglamento General de Circulación.

Por otro lado, hay que señalar que las superaciones de NO2 registradas en las estaciones de calidad del aire en zonas urbanas es un problema casi exclusivo del tráfico rodado, debido a la alta densidad del tráfico y a la elevada proporción de vehículos diesel de la flota española. La solución principal es la de disminuir la densidad del tráfico, fomentando el uso de transportes alternativos al vehículo privado como el transporte público, la bicicleta o desplazamiento a pie. La reducción de la densidad debe ir acompañada de medidas tecnológicas, en los vehículos de la Administración (transporte público, vehículos de recogida de residuos, entre otros) y de transporte escolar, que minimicen las emisiones a la atmósfera de contaminantes.

En las medidas relacionadas con el transporte, se tratará de aprovechar las fortalezas de la Guía de Buenas Prácticas sobre la Calidad el Aire, impulsada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

El Plan presenta para este sector un total de 12 objetivos específicos que engloban en conjunto 23 medidas sobre el tráfico rodado:

1.  Reducción de las emisiones derivadas de la circulación por vías no asfaltadas.

2.   Establecimiento del concepto de episodio de contaminación y del marco normativo para la adopción de medidas específicas.

3.    Apoyo al uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo.

4.   Realización de campañas de control del cumplimiento de la normativa de inspección técnica de vehículos.

5.    Creación del marco normativo estatal para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

6.    Implementación de un sistema de clasificación de vehículos en función de su potencial contaminador.

7.    Establecimiento de carriles BUS-VAO:

En algunas localidades existen carriles BUS-VAO, cuyo tránsito está reservado a vehículos de alta ocupación (con un mínimo de 2 personas). De esta forma se fomenta el transporte colectivo, que además de disminuir el tráfico, conlleva una consecuencia directa en la reducción de la contaminación atmosférica debida al transporte.

Mediante el establecimiento de carriles BUS-VAO se puede fomentar además el uso de medios de transporte menos contaminantes con el medio ambiente, permitiendo el tránsito por estos carriles a vehículos con tecnologías más limpias.

Desde la Administración General del Estado se invita a que las administraciones autonómicas y locales promuevan medidas similares en las vías de tránsito que sean de su competencia.

Medidas:

  • Evaluación de la viabilidad del establecimiento de carriles BUS-VAO.

Se evaluará la viabilidad de establecer este tipo de carriles en los núcleos urbanos con más tráfico de acuerdo con el contenido del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) y según las disponibilidades presupuestarias.

En la evaluación de viabilidad se deberá tener en cuenta:

– Volumen de tráfico afectado.

– Viabilidad técnica.

– Posibilidad de permitir el tránsito a vehículos menos contaminantes.

La puesta en práctica de criterios ambientales para el acceso a los carriles BUS-VAO, requiere la modificación de la normativa de tráfico vigente.

  • Acondicionamiento de carriles BUS-VAO y operación de los mismos.

Esta actuación contempla el acondicionamiento de los carriles BUS-VAO evaluados en la actuación anterior; es decir, no se plantea la ejecución de nuevos carriles, sino el aprovechamiento de los existentes como posibles carriles BUS-VAO.

En la operación de los carriles se utilizarán cámaras de control con objeto de identificar el número de ocupantes del vehículo para comprobar su correcta utilización.

Además, estas cámaras de control podrán utilizarse para controlar la matrícula para identificar los vehículos menos contaminantes que pudieran tener autorizado su uso independientemente del número de ocupantes del mismo.

Estas actuaciones se desarrollarán de acuerdo con el contenido del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) y según las disponibilidades presupuestarias.

8.  Mejora de la información a conductores sobre calidad del aire y movilidad.

9.    Regulación de la velocidad y de los flujos de tráfico en las zonas urbanas y metropolitanas.

10.  Mejoras en el parque automovilístico, con incentivos a la renovación:

Dependiendo de la coyuntura económica del momento, se debería plantear en el ámbito de esta medida, ayudas para la renovación de autobuses de transporte público urbano, con tecnología menos contaminante (eléctrico, híbrido,…).

11.  Mejora del transporte público:

Un elemento a considerar en las políticas de movilidad tendentes a la reducción del transporte motorizado individual es el transporte público, como medio alternativo que posibilite el cambio a modos de trasporte más sostenibles y en el ámbito del presente Plan, con una menor incidencia en la calidad el aire.

Las medidas deben necesariamente considerarse de forma conjunta, incidiendo en todos los aspectos de un servicio que debe tener la calidad adecuada para suponer una alternativa real. De esa forma, se plantean actuaciones de apoyo de:

Mejora de la frecuencia y velocidad de las redes de Cercanías, tranvías, metros y autobuses interurbano.

Mejora de los servicios de autobús, mediante el empleo de tecnologías menos contaminantes, mejorando el diseño de las redes (evitando radiales), mediante conversión de carriles en carriles BUS-VAO o plataformas reservadas con priorización semafórica en zonas urbanas.

Coordinación entre medios de transporte público, en particular horarios, billetes combinados o tarifas integradas para diferentes medios de transporte público.

El marco de actuaciones en este sentido lo establece la Estrategia de Sostenibilidad Urbana y Local así como la Estrategia Española de Movilidad Sostenible, en particular mediante los epígrafes:

– Promover medidas económicas que incentiven la utilización del transporte público.

– Red ferroviaria de altas prestaciones.

– Cercanías ferroviarias.

Medidas:

  • Fomento de criterios de eficiencia medioambiental en contratos derivados de Obligaciones de Servicio Público.

Incorporación de criterios de eficiencia medioambiental en el marco jurídico aplicable a los contratos derivados de las Obligaciones de Servicio Público.

Todo ello se realizará de conformidad con la normativa europea dictada en la materia, y con el objetivo de fomentar un sistema de transporte más eficiente y sostenible.

  • Mejora de las redes de servicios ferroviarios.
  • Mejora de redes y flotas de autobuses.

En la licitación de las concesiones de los servicios de transporte de viajeros por carretera de competencia estatal, se procurará la reducción de emisiones de los vehículos mediante el establecimiento de los requisitos adecuados.

En lo que se refiere a la racionalización de los servicios ferroviarios de media distancia, competencia de la Administración General del Estado, prestados sobre la red convencional, el transporte por carretera sustituirá, en determinados casos, a los de ferrocarril cuando sea la opción más sostenible desde un punto de vista medioambiental.

  • Fomento de taxis con tecnologías menos contaminantes.

12.  Identificación de vehículos de alto potencial contaminador.

Deja un comentario