Programa Nacional de Reformas 2013


El Gobierno ha remitido a Bruselas, en el marco del Semestre Europeo, el Programa Nacional de Reformas 2013 (PNR) aprobado por el Consejo de Ministros.

A continuación recogemos las referencias al transporte de viajeros por carretera, así como a la liberalización del transporte ferroviario que se recogen en el Programa:

1.    Mejora de la regulación del transporte terrestre

En el ámbito del sector del transporte terrestre, en el segundo trimestre de 2013 se aprobará una reforma de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, actualmente en tramitación parlamentaria, que incluye medidas para reducir el número de licencias exigidas, generalizar la tramitación telemática de expedientes, facilitar la resolución de conflictos contractuales y eliminar barreras operativas.

Esta reforma, además, incluye medidas tendentes a garantizar una supervisión más eficaz del sector del transporte por carretera, mejorar la profesionalidad de las empresas y lograr una mayor transparencia del mercado de transporte, sobre todo mediante la actualización de la regulación relativa a la publicidad registral.

Además, se refuerza el carácter contractual de la relación entre la Administración y el gestor de los servicios públicos de viajeros, se racionaliza el régimen sancionador y se permite un mejor seguimiento de la actividad de los concesionarios de servicios regulares de viajeros por carretera (AGS 3.5.40).

2.    Liberalización del transporte ferroviario de viajeros

En el ámbito del sector ferroviario, a partir del próximo 31 de julio de 2013 se liberalizará el transporte de viajeros, de acuerdo con el Real Decreto Ley 22/2012 que aprobó el Gobierno el 20 de julio de 2012 (AGS 3.5.35). Esta apertura debe permitir:

  • Dinamizar el sector favoreciendo la competencia. Una mayor y más eficiente oferta de movilidad, con precios más competitivos, que redundará en beneficio de los usuarios.
  • Crear las circunstancias que favorezcan la puesta en valor de Renfe, preparándola para competir con eficiencia en un mercado liberalizado, de forma que pueda convertirse en un competidor “potente” en la prestación de servicios ferroviarios a nivel internacional.
  • Maximizar el uso de una red de infraestructuras de gran calidad (sobre todo la de Alta Velocidad) financiadas con fondos públicos y en ciertos casos desaprovechada.
  • Reducir el coste para la Administración de los servicios con Obligaciones de Servicio Público.

El proceso para garantizar la transición de un monopolio a un mercado liberalizado se producirá de una manera ordenada y progresiva, en función de la naturaleza de los servicios:

  • El transporte de viajeros con finalidad prioritariamente turística, es decir, el que se ofrece conjuntamente con otros servicios complementarios (como alojamiento, visitas turísticas), se prestará en régimen de libre competencia. Se trata de los paquetes o “viajes combinados” comercializados a través de un operador turístico.
  •  Para los servicios sujetos a obligaciones de servicio público (OSP), es decir, los servicios de cercanías, así como los de media distancia, o los que puedan declararse como OSP en el futuro. El Gobierno determinará sus condiciones de licitación pública o de adjudicación directa, de acuerdo con lo dispuesto en la normativa comunitaria. Renfe-Operadora continuará prestando estos servicios hasta que sean asumidos, en su caso, por un nuevo operador (AGS 3.5.36).
  • En cuanto a la prestación de los servicios comerciales (servicios de larga distancia, de alta velocidad), se llevará a cabo a través de la obtención de títulos habilitantes. El Gobierno determinará para cada línea o conjunto de líneas el número de títulos habilitantes a otorgar, otorgamiento que se realizará mediante el correspondiente procedimiento competitivo de licitación. Renfe-Operadora dispondrá de título habilitante para operar servicios en todo el territorio nacional sin necesidad de acudir al proceso de licitación.

Este régimen de concurrencia con un número limitado de operadores tendrá carácter transitorio, y pasará a ser el de libre competencia al final del período de vigencia que se establezca para los títulos habilitantes.

Junto con la liberalización del transporte ferroviario de viajeros, son precisas una serie de actuaciones complementarias. En primer lugar, adaptar Renfe-Operadora para actuar en un entorno liberalizado; en segundo lugar, garantizar una gestión eficiente de las infraestructuras ferroviarias de ADIF (que ha asumido la titularidad de FEVE); y, en tercer lugar, garantizar que los cánones por utilización de la infraestructura ferroviaria son objetivos y no discriminatorios y no obstaculizan el acceso al mercado (AGS 3.5.37, AGS 3.5.38 y AGS 3.5.39).

3.    Ley de Desindexación de la Economía

Asimismo el Programa también contempla la promulgación de una Ley de Desindexación de la Economía que entrará en vigor en enero de 2014, que introducirá un nuevo índice de referencia que sustituirá al IPC en las actualizaciones periódicas de las tarifas de los sectores regulados, como es el caso del transporte de viajeros por carretera. Este índice tendrá en cuenta el nivel de inflación del 2%, considerado por el Banco Central Europeo como estabilidad de precios.

Deja un comentario