La Ministra de FOMENTO clausuró la Asamblea General de ASINTRA


El pasado jueves, 30 de mayo, ASINTRA celebró su Asamblea General Ordinaria en Ifema (Feria de Madrid), contando con la intervención de Ministra de Fomento, Ana Pastor, y la asistencia de importantes autoridades de la Administración central y autonómica de transporte, entre otras, el Director General de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, el Director General de Transportes de la Comunidad de Madrid, el Presidente de CEPYME, el Presidente de CETM y del Consejo Nacional de Transportes Terrestres, el Presidente de Fenebús, el Presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera (Dpto. Mercancías), el Secretario General de la FEMP, el Vicesecretario General de CEOE, representantes de las Organizaciones Sindicales, la más alta representación del empresariado español de transporte de viajeros por carretera y de la industria fabricante, carrocera y auxiliar, así como diversas personalidades del mundo del transporte y medios de comunicación.

Informe del presidente de ASINTRA, Rafael Barbadillo

Tras agradecer la presencia de todos los asistentes a la Asamblea, especialmente la de Ana Pastor, en un momento como el actual, crucial para la economía y las empresas españolas, el presidente de ASINTRA comenzó su informe refiriéndose a la importante decisión para el sector, tomada esa misma mañana por los miembros de la Asamblea de ASINTRA, que ha sido la creación de una Confederación Empresarial junto con Fenebús, para la defensa conjunta de los intereses comunes de las empresas de transporte de viajeros, “lo que seguramente nos permitirá tener más visibilidad como sector, que redundará en una mejora de la imagen y posicionamiento del transporte de viajeros por carretera”. “Con esta nueva Organización seremos capaces de trasladar a las Administraciones y a la sociedad en general lo que representamos como industria y aportamos a la movilidad de las personas y a la economía”, puntualizó el presidente de ASINTRA.

La Confederación nace con la vocación de aglutinar e integrar al resto de organizaciones empresariales del sector del transporte de viajeros por carretera y a todas las empresas con independencia de su tamaño y actividad.

A continuación se refirió ala profunda y prolongada crisis económica que está afectado seriamente al transporte de viajeros. Según reflejan los datos del INE, continúa el descenso sostenido de la demanda, siendo la caída en el primer trimestre del año del 6,1%, que añadido a las de los años anteriores hace que la tasa acumulada de pérdida de viajeros se sitúe en un 28% desde que se inició la crisis a finales de 2007. Todo hace prever, como consecuencia de la contracción de la demanda interna y el desempleo, que la pérdida de viajeros continúe a lo largo de este año. Por lo que se hace más necesario que nunca arbitrar, desde la Administración, medidas excepcionales que permitan una rápida adaptación de la oferta a la demanda.

La mortalidad de empresas de transporte de viajeros por carretera ha continuado acelerándose en el primer trimestre de este año, habiendo desaparecido 353 empresas desde el inicio de la crisis, quedando el sector configurado por 3.612 operadores, lo que supone una disminución del 8,9%. Asimismo, señaló que la cifra de matriculaciones de autobuses y autocares el pasado año fue de 1.417 unidades, lo que representa un descenso del 37% en comparación con las 2.251 unidades registradas en el año 2011, motivo por el cual solicitó a la Ministra un nuevo Plan VIVE.

Respecto al Plan de pago a proveedores, el presidente de ASINTRA reveló la especial importancia que este mecanismo, puesto en marcha por el Gobierno el año pasado, como una de las mejores medidas impulsadas para el sector empresarial en general y para el del transporte de viajeros por carretera en particular, que ha permitido el abono de facturas pendientes a las empresas de nuestro sector por un importe de 1.098 M€, lo que permitió rebajar las tensiones de tesorería.

Sin embrago también destacó que como consecuencia de los pagos realizados hasta el 31 de diciembre de 2011, muchas Administraciones han dejado de atender sus obligaciones de pago durante el año 2012 y 2013, generándose de nuevo una deuda estimada por un importe de 12.000 M€, siendo aproximadamente 300 millones los que corresponden al transporte de viajeros por carretera. Por lo que solicitó urgentemente la puesta en marcha del nuevo mecanismo de pago a proveedores, recientemente anunciado por el Gobierno, cuyo ámbito temporal sea desde el 1 de enero de 2012 hasta lo más cercano posible a la fecha de funcionamiento del plan y que incluya los intereses de demora devengados.

Sobre la reforma de la LOTT, que se encuentra ahora en el Senado, explicó las principales modificaciones que se incluyen en el nuevo texto, entre las que destacan: la eliminación de la posibilidad de realizar revisiones tarifarias extraordinarias generalizadas, éstas deberán hacerse de forma individualizada; el establecimiento de criterios de solvencia técnica, profesional y económica que deberá cumplir la empresa para poder presentarse a las licitaciones de líneas regulares de uso general; la obligatoriedad de subrogación del personal necesario adscrito al servicio; la introducción de un canon que el contratista tiene que satisfacer a la Administración por la explotación de una línea regular de uso general; el cambio del sistema de desempate en las licitaciones de líneas regulares en los casos de ofertas similares; y el sometimiento a la Ley de Contratos de Sector Público cuando las licitaciones de transporte regular de uso especial sean realizadas por las Administraciones Públicas.

También recordó que queda pendiente la reforma del ROTT, que se iniciará una vez publicada la LOTT en el BOE, en la que la Administración contará, como siempre, con la colaboración de ASINTRA.

Y ante los múltiples cambios normativos que se están produciendo, señaló que, en el actual contexto de gran incertidumbre, la estabilidad normativa y la seguridad jurídica son más necesarias que nunca, para que las empresas puedan planificar sus decisiones de inversión lo más acertadamente posible. Por ello, pidió se defina con claridad el modelo de transporte que se quiere tener para los próximos años.

Seguidamente se refirió a la judicialización que está sufriendo el proceso concursal, generando un escenario inestable y peligroso del que nadie sale beneficiado y que está dificultando la toma de decisiones empresariales.

La Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento está elaborando un nuevo pliego tipo para las licitaciones de líneas regulares, que incluirá las nuevas prescripciones de la reforma de la LOTT, introduciendo mayor competencia. En este sentido, advirtió que ASINTRA considera necesario definir claramente varios aspectos en el pliego como son los criterios de solvencia técnica, profesional y económica, y el sistema para evitar las bajas temerarias, todo ello preservando el necesario equilibrio económico de la concesión, de lo contrario asistiríamos a meras subastas, poniendo en peligro la futura viabilidad del servicio.

Recordó la reciente aprobación de una revisión extraordinaria de las tarifas, con una media de incremento del 3%, que ha sido provocada por el importante desequilibrio entre la evolución de los costes y las revisiones tarifarias de los últimos años en la concesiones de transporte regular de titularidad del Ministerio de Fomento, un desequilibrio que ha sido motivado especialmente por el fuerte aumento del precio del combustible, un 58% en los últimos 4 años. El presidente agradeció el esfuerzo realizado por el equipo del Ministerio de Fomento, siendo conocedores de las dificultades que había para su aprobación.

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado el Programa Nacional de Reformas 2013, que contempla la promulgación de una Ley de Desindexación de la Economía, que introducirá un nuevo índice de referencia que sustituirá al IPC en las actualizaciones periódicas de las tarifas de los sectores regulados, como es el caso del transporte de viajeros por carretera. Este índice tendrá en cuenta el nivel de inflación del 2% considerado por el Banco Central Europeo como estabilidad de precios.

Así, explicó que esta nueva Ley de Desindexación provocará una nueva reforma de la LOTT, en la cual habrá de establecerse un sistema, que teniendo en cuenta las novedades normativas, preserve el equilibrio económico de las concesiones, especialmente en un sector que depende del precio del combustible, sobre el que no hay capacidad de gestión por parte del empresario.

El presidente también solicitó una mayor atención al transporte discrecional y turístico por parte de la Administración, por su gran contribución al desarrollo de la principal industria española, el turismo, debiendo recibir medidas específicas de apoyo dentro del Plan Nacional e Integral del Turismo. Y en cuanto al transporte regular de uso especial, escolares y trabajadores, se congratuló por la nueva fórmula de contratación con la que van a contar a partir de ahora, cuando ésta se realice por las Administraciones Públicas, ya que las licitaciones tendrán que someterse a lo establecido en la Ley de Contratos del Sector Público, asunto que ASINTRA ya venía demando reiteradamente en el pasado y que ahora va a ser posible con la reforma de LOTT. Una nueva fórmula de contratación que sin duda contribuirá a dar cierta estabilidad a estos servicios, al no ser ya el precio el único factor determinante en las licitaciones.

Otro asunto de especial trascendencia para el sector al que se refirió es la modificación del Reglamento General de Circulación, que basándose en la seguridad vial, pretende reducir los límites de velocidad de los autobuses en las carreteras convencionales en 10 km/h, que en el caso de los vehículos destinados al transporte escolar es de 10 km/h adicionales, tendría para el sector unas consecuencias muy negativas. Según explicó Rafael Barbadillo, está modificación supondrá una pérdida de competitividad del principal modo de transporte de viajeros al prolongarse los tiempos de viaje, todo ello sin tener en cuenta el incremento de emisiones contaminantes. Por otro lado, generaría costes adicionales para las Administraciones contratantes de transporte escolar y para las familias, porque para transportar al mismo número de alumnos sería necesario incrementar el número de vehículos, al estar limitada la duración de viaje en una hora.

El presidente de ASINTRA recalcó que el autobús es el modo de transporte de personas más seguro, ya que, según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico, en el año 2012 el número de víctimas del transporte en autobús fue de una, lo que supone el 0,07% del total de la carretera.

En este sentido, informó sobre el estudio que ha elaborado recientemente el INSIA, Instituto de Investigación del Automóvil de la Universidad Politécnica de Madrid, sobre el impacto de la velocidad en accidentes de autocares, que señala como factor de riesgo, puesto de manifiesto en diferentes investigaciones, la diferencia de velocidades entre los vehículos que circulan por una vía. En el caso de vías convencionales el conflicto entre vehículos lentos y rápidos se puede traducir, entre otras situaciones inseguras, en un incremento de adelantamientos con elevado riesgo, agravado éste en el caso de grandes dimensiones de los vehículos más lentos. En consecuencia, la reducción de velocidades propuestas para carreteras convencionales, con una velocidad inferior para los autobuses y autocares, podría traducirse en un incremento de los accidentes en maniobras de adelantamiento, y por tanto, en un resultado final diferente al que se pretende.

Para ASINTRA, con estos datos, la medida no está justificada, sino todo lo contrario, por lo que se ha solicitado incrementar la velocidad en 10 Km/h en autovías y autopistas para los autobuses, manteniéndose la velocidad en el resto de vías.

En otro orden de cosas, reivindicó la necesidad de externalizar la gestión de las empresas públicas de transporte urbano, que todavía están prestando servicio en algunas ciudades, ya que la gestión privada es más eficiente, con unos costes entorno al 30% inferiores que los de la pública. Además, la Comisión Nacional de la Competencia se ha manifestado en el mismo sentido en su reciente informe sobre el anteproyecto de Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, que estima que las entidades locales deberían optar por fórmulas de gestión indirecta que permitan la prestación privada, a través de procesos de selección competitiva bien diseñados. Así, ASINTRA ha constituido un grupo de trabajo para la elaboración de prescripciones de un pliego tipo para las licitaciones de transporte urbano, que presentará a la FEMP.

Rafael Barbadillo destacó también que en un momento actual, de crisis económica y financiera, esta externalización se hace más necesaria que nunca, ya que la gestión privada de los transportes públicos puede provocar ahorros que contribuyan a la necesaria consolidación fiscal de los ayuntamientos.

Asimismo, recordó la urgencia de abordar una Ley de Financiación del Transporte Urbano, que asegure a autoridades municipales, operadores y usuarios los medios necesarios para prestar un servicio que en muchas ocasiones trasciende del interés puramente local.

Respecto a RENFE, se refirió al cambio que ha llevado a cabo en su política comercial en los servicios comerciales, con una fuerte bajada generalizada de las tarifas del 11%, llegando en algunos casos los descuentos hasta el 70%, acompañada con una fuerte campaña de comunicación, lo que está provocando un trasvase de viajeros en las líneas de transporte por carretera coincidentes.

Por otro lado, el Gobierno ha anunciado la supresión de las líneas ferroviarias de media distancia más deficitarias, con lo que se pretende reducir el gran déficit del operador público. El presidente de ASINTRA confía en que los tráficos eliminados sean atendidos por el modo de transporte más eficiente, el autobús.

En cuanto a las estaciones de autobuses, que se configuran como elementos insustituibles de vertebración, de ordenación del tráfico, de intercambio modal o de operador, de canal eficaz de información y comercialización del transporte, requirió un plan de renovación para adecuarlas a las nuevas necesidades de la demanda en términos de servicios de seguridad, gestión de andenes, accesibilidad para personas de movilidad reducida, etc. También hizo hincapié en que, en el caso de muchos municipios, el servicio de autobús es su única alternativa al vehículo privado, por lo que desde el punto de vista de la necesidad y rentabilidad social, el plan de modernización de estaciones de autobuses es aún más urgente.

De igual forma, lograr incrementar el trasvase modal hacia el transporte colectivo exige mejorar la calidad del servicio y, especialmente, los aspectos relacionados con la velocidad comercial, regularidad e intermodalidad, para ello señaló la necesidad de incrementar las inversiones en carriles BUS-VAO de acceso a las grandes ciudades y la mejora de estaciones e intercambiadores modales, también en puertos y aeropuertos.

Sobre la internacionalización de las empresas, agradeció la disponibilidad del Ministerio de Fomento a apoyar cuantas iniciativas de este tipo se pongan en marcha en el sector, considerando necesario establecer una estrategia conjunta con el Ministerio, vinculándolo a los grandes proyectos de desarrollo ferroviario como modo complementario para alimentar la oferta ferroviaria a través de la colaboración Público-Privada, sobre la que tenemos más de 50 años de experiencia y que ha sido todo un éxito: nuestro sistema concesional.

Como cierre de su intervención, el presidente de ASINTRA manifestó: “Estamos en un contexto muy difícil, pero creo que el transporte en autobús tiene un gran futuro al ser un modo muy eficiente, capilar, seguro, ecológico y de gran calidad. Todos juntos debemos trabajar para posicionarlo en el lugar que le corresponde, como el modo de transporte del siglo XXI”.

La Ministra de FOMENTO, Ana Pastor, clausuró la Asamblea

Para finalizar, tomó la palabra la Ministra de Fomento, Ana Pastor, encargada de clausurar el acto, quien agradeció la invitación de ASINTRA y su interés en reservar un espacio en el programa de su Asamblea General para el Ministerio de Fomento, señalando que ocasiones como éstas suponen una gran oportunidad para poder exponer y contrastar con el sector las directrices que se han marcado desde su Departamento para articular las políticas en este campo.

Por otro lado, quiso dar la enhorabuena a los dos premiados durante la celebración de la Asamblea de ASINTRA, Alfonso Sánchez, en reconocimiento a su carrera profesional y a su contribución al sector, y Salvador Nabás, en reconocimiento a su trayectoria empresarial y a su permanente defensa del sector, al que además hizo entrega de su premio, felicitándoles por su gran valía y dedicación, así como por sus brillantes carreras profesionales.

A continuación mostró su sensibilidad hacia el sector del transporte de viajeros por carretera, que siempre ha sabido llevar a cabo su labor con gran profesionalidad, manifestándose conocedora de la dura situación por la que están atravesando las empresas en la actualidad, motivo por el cual se ha mostrado contraria en todo momento a la implantación de las tasas por el uso de las infraestructuras para los autobuses y a la subida de la fiscalidad de los hidrocarburos.

Asimismo destacó la importancia del transporte regular de viajeros por carretera como el mejor aliado en la consecución de un sistema de transporte multimodal, así como del sistema concesional de este modo de transporte, poniendo en valor su importancia, la calidad y el buen funcionamiento, que calificó además de solidario.

Ana Pastor también subrayó que el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) apuesta claramente por la intermodalidad y por el desarrollo de un Catálogo de Transporte Intermodal “en el que hay espacio para todos”.

El Catálogo de Transporte Intermodal tiene como objetivo crear una plataforma que ofrezca al ciudadano información completa de todas las líneas regulares de transporte, en cada uno de los modos, así como sus posibles combinaciones.

La Ministra recordó que la modificación normativa más importante que está abordando su departamento en relación con el sector es la de la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT), que actualmente se encuentra en el Senado finalizando su trámite parlamentario.

La evolución del mercado de transportes por carretera hacía aconsejable revisar algunos de los preceptos regulados en esta ley de 1987, a fin de actualizar y mejorar su contenido, haciéndolo acorde a los tiempos que corren, explicó Pastor.

La nueva LOTT va a introducir importantes novedades, como el principio de exclusividad del concesionario sobre el servicio público y el reconocimiento de la posibilidad de concentrar y unificar contratos de gestión de servicio público, buscando siempre la eficiencia y sostenibilidad del sistema concesional. Además, fijará un plazo máximo de diez años para las concesiones y se permitirá la adjudicación directa por parte de la Administración en determinados supuestos excepcionales en los que los que se haya producido o exista riesgo de interrupción del servicio.

Por otro lado, la ley dará soporte legal a determinados aspectos de las licitaciones de las concesiones, sobre todo en lo que se refiere a la obligación de la subrogación del personal adscrito al anterior concesionario, o a la introducción de criterios de solvencia técnica, económica y profesional de los licitadores, con el objetivo de establecer garantías en la futura prestación del servicio por parte del adjudicatario.

Asimismo, explicó que el Ministerio de Fomento tiene la firme voluntad de avanzar en la renovación del sistema concesional y está trabajando ya en la elaboración de un nuevo pliego de condiciones, que en breve se presentará al sector para su discusión y consenso.

El objetivo es conseguir la consolidación de un gran modelo concesional, “que provoca envidia”, que garantice el servicio público de viajeros por carretera, es decir, hacer un modelo aún más eficiente si cabe, el mejor para todos, que además se ajuste a la normativa de la Unión Europea.

Respecto a la petición del presidente de ASINTRA sobre el establecimiento de un nuevo Plan VIVE para la renovación del parque de vehículos, tomó el compromiso de estudiarlo detenidamente con el resto de Ministerios implicados.

Igualmente se refirió a nuevo plan de pago a proveedores, que se va a poner en marcha en breve, y a la ley de apoyo a emprendedores, ambas medidas que también servirán para estimular y reforzar el sector del transporte de viajeros por carretera.

Sobre la importante medida en la que están trabajando, el plan de racionalización de los servicios ferroviarios de media distancia con criterios de eficiencia, por el que se pretende ajustar la oferta de este tipo de servicios a una demanda que en muchos supuestos es muy reducida, destacó el gran papel que va a jugar el autobús, ya que su replanteamiento hará que muchos de estos servicios sean atendidos por el transporte de viajeros por carretera. Además, el objetivo de Fomento es que cada ciudad, pueblo o aldea de España esté atendida por el autobús.

Concluyendo, la Ministra valoró que estas medidas contribuirán al diseño de un sistema de transporte terrestre más equilibrado y sostenible basado en la calidad y la eficiencia, garantizando, el derecho a la movilidad de todos los ciudadanos, con los mayores estándares de seguridad y a precios competitivos para los usuarios.

Finalizó su intervención destacando la voluntad del Ministerio de solucionar los problemas que están afectando a las empresas, un sector muy eficiente que siempre ha sabido dar respuesta, con el ofrecimiento de un diálogo permanente y fluido para avanzar conjuntamente en las mejoras que el transporte de viajeros por carretera requiere.

Al término se ofreció un cóctel-almuerzo a los asistentes patrocinado por ANFAC – ANIACAM (IVECO, MAN, SCANIA, VDL y VOLVO), MIX TELEMATICS – GRUPO AZIMUT y OCTOCAM.

Deja un comentario