Se publica el Barómetro del Autobús correspondiente al 1er trimestre de 2013


Se acaba de publicar el Barómetro del Autobús correspondiente al primer trimestre de 2013. El Barómetro, elaborado cuatrimestralmente con la asistencia técnica de Analistas Financieros Internacionales (Afi), ofrece un análisis de la coyuntura del sector en términos de demanda, precios y costes, así como del clima empresarial y de las perspectivas de las empresas operadoras.

Las principales claves de este nuevo número son:

  • Se acentúa la contracción de demanda de transporte motivada tanto por el deterioro del mercado laboral como por la pérdida de renta disponible de los hogares.
  •  La demanda de autobús urbano se contrajo un 4,9% hasta marzo, con caídas especialmente intensas en Murcia (-19,5%), Castilla-La Mancha (-14,9%) y Extremadura (-10%).
  • La agresiva política de precios de RENFE en sus servicios AVE explica buena parte del deterioro de los servicios de autobús regular de larga distancia, que caen un 4,3%, comprometiendo su viabilidad económica y, por tanto, la cobertura de la demanda de municipios en paradas intermedias no atendidas por el tren.
  • El efecto “escalón” provocado por las revisiones tarifarias llevadas a cabo para hacer frente al incremento de costes y a la reducción de las subvenciones públicas, explica las relativamente elevadas tasas interanuales de los precios del transporte – del 8,7% para el transporte público urbano y del 7,2% en el interurbano. Estas revisiones han sido inferiores en el caso del autobús que en los servicios ferroviarios de Cercanías y Media Distancia.
  • Moderación de costes, destacando especialmente la relajación del precio de los carburantes, aunque lo hacen por encima del IPC general. Esta divergencia en la dinámica de los costes del servicio frente al IPC general tendrá que ser tomada en consideración en la futura Ley de Desindexación para preservar el equilibrio económico.
  • Recaída del índice de confianza empresarial, con un deterioro del indicador de confianza en 19,2 puntos. La demanda, la facturación y morosidad son las variables que muestran un peor desempeño. Las perspectivas de las empresas para el segundo cuatrimestre del año, aunque mejoran ligeramente, siguen manteniéndose claramente en fase de desaceleración.
  • La reestructuración de capacidad sigue siendo la respuesta mayoritaria ante la caída de demanda, y gana peso la reducción de precios.
  • Crece el número de empresas que recurren al factoring para superar los problemas de liquidez derivados del alargamiento del periodo de cobro. La renegociación de las líneas de crédito sigue siendo la vía fundamental para afrontar las restricciones de financiación.
  • Empeoramiento del problema de morosidad de las administraciones públicas: se han saldado buena parte de las deudas hasta enero de 2012, pero se han dejado de atender las obligaciones en 2012 y 2013.
  • Es urgente la puesta en marcha del tercer plan de pago a proveedores anunciado por el Gobierno, que salde de manera efectiva todas las deudas contraídas y los intereses de demora.

Este Barómetro y los anteriores están a disposición de los interesados en la página web de ASINTRA: http://www.asintra.org/barometro/

Deja un comentario