La Comisión Europea aclara las normas sobre el transporte público de viajeros terrestre


ComisionEuropea

La Comisión Europea acaba de lanzar una guía sobre las normas de la UE para los servicios de transporte público de viajeros por ferrocarril y carretera. Estas normas determinan cómo las autoridades públicas de toda Europa podrán contratar la prestación de servicios de transporte público por ferrocarril, metro, tranvía o autobús, la forma de adjudicación de estos contratos y la forma de compensar las obligaciones de servicio público. Al proporcionar directrices sobre las disposiciones fundamentales de la normativa, la Comisión mejora la seguridad jurídica de todos los agentes implicados en el transporte público.

El vicepresidente de la Comisión Europea , Siim Kallas , responsable de Movilidad y Transporte señaló: “El sector del transporte público necesita reglas claras para ser competitivo y que proporcione soluciones de movilidad modernas y sostenibles. Hemos estudiado con mucha atención aquellos puntos donde se necesitaba una aclaración. Así, estas nuevas directrices proporcionarán esa necesaria claridad y mejorarán la seguridad jurídica de todos las partes interesadas en el transporte público en la UE”.

Las normas (Reglamento (CE) nº 1370/2007) tienen gran importancia para la organización y financiación de los servicios de transporte público en toda la UE. Una aplicación coherente y correcta es la clave para el éxito del mercado interior, que puede ofrecer servicios de transporte público de alta calidad y rentables. Un sector del transporte público que funciona bien también contribuye a aliviar la congestión y el impacto sobre el medio ambiente. Por último, unos servicios de transporte público eficientes también tendrán un impacto positivo en la economía: el transporte público representa aproximadamente el 1% del PIB y el 1% del empleo total de la Unión Europea.

Interpretaciones divergentes de esta regulación dificultan la creación de un mercado interior de los transportes públicos y dan lugar a distorsiones del mercado no deseadas. Una evaluación externa de la aplicación de la normativa recomienda que la Comisión emita una orientación interpretativa sobre algunas disposiciones del reglamento. Los representantes de las asociaciones europeas y de los Estados miembros confirmaron la necesidad de unas directrices sobre la interpretación de esta compleja pieza de la legislación.

Las autoridades responsables de la organización del transporte público y de los operadores de transporte se beneficiarán de la orientación proporcionada por la Comisión Europea. Las autoridades competentes tendrán una mayor seguridad jurídica en la aplicación de las normas comunitarias de adjudicación de los contratos públicos de servicios y sobre los regímenes de compensación de las obligaciones de servicio público. Los operadores de transporte público también se beneficiarán de una mayor claridad jurídica, ya que les permitirá organizar mejor su negocio a escala europea.

Los Estados miembros y las asociaciones europeas de transporte participarán plenamente en el proceso de preparación de las directrices interpretativas.

Las directrices adoptadas el pasado 21 de marzo proporcionan claridad, entre otras cosas, sobre:

  • la definición de las obligaciones de servicio público,
  • la duración de los contratos de servicio público,
  • la protección social de los trabajadores,
  • las condiciones de adjudicación competitiva y rigurosa de los contratos de servicio público,
  • el régimen de compensación de las obligaciones de servicio público,
  • normas de transparencia y
  • disposiciones transitorias.

Las directrices no implicarán ningún coste para las partes interesadas, ya que no -de hecho, no se puede– se crearán nuevas obligaciones. De este modo, no se modificarán las normas existentes, pero el objetivo será facilitar la aplicación del Reglamento 1370/2007.

Para obtener más información veáse:

Deja un comentario