MiX Telematics realiza un estudio europeo de hábitos en la conducción profesional


Los conductores españoles prefieren...cuadro

Los conductores profesionales españoles, a diferencia de sus homólogos europeos, prefieren que su trabajo sea reconocido por sus jefes antes de recibir incentivos económicos para conducir de forma eficiente y segura. Esta es una de las conclusiones del Estudio Europeo de Hábitos de la Conducción realizado por MiX Telematics, en los que se encuestó a conductores de Francia, Alemania, Reino Unido y España.

Un 26% de los profesionales encuestados afirma recibir directrices de conducción eficiente y segura por parte de sus empleadores. Sin embargo, otro 25% desconoce lo que hacen sus empresas para fomentar su buena conducción.

Tanto en el apartado de camiones como el de autobuses, sus conductores señalan que cuentan con tecnología de intervención activa y control de su actividad al volante como limitadores de velocidad o monitorización. Esta situación es mucho más frecuente en los autobuses que en los camiones.  En el segmento coches y furgonetas, la mayoría de los encuestados reconoce no contar con este tipo de sistemas, pero sí con unas directrices para un correcto comportamiento al volante.

Incentivos y monitorización

La monitorización del comportamiento al volante comienza poco a poco a ser más común entre las compañías de transporte. Según el estudio en cuestión, Reino Unido es el país en donde más se monitoriza a los conductores. Un 20% de ellos afirma que su estilo de conducción es monitorizado por su empleadores, seguido de franceses, con un 19%, españoles, con un 17% y alemanes con un 12%.

En cuanto a cómo se lleva a cabo la monitorización de su conducción, el 61% afirma que mediante la “observación” y el 55% señala que utilizan tecnología a bordo del vehículo. Sobre los aspectos de la conducción que más son monitorizados están la velocidad, con un 84%, la aceleración, con un 33%, las frenadas bruscas, con un 28%, tiempos de descanso, con un 25% y revoluciones por minuto, con un 23%.

Alemania es el país en donde es más común recibir incentivos económicos por conducir bajo unos parámetros de eficiencia y seguridad correctos. El 18% de los conductores alemanes reconoce recibir compensaciones económicas, seguido de cerca por españoles, con un 15%, franceses con un 13% y británicos con un 10%.

En cuanto a las penalizaciones, un 19% de los conductores franceses afirma recibir penalizaciones por su mal desempeño al volante, en comparación con españoles (14%), alemanes (10%) y británicos (9%).

En cuanto a los incentivos, los económicos con un 62%, a través de dinero en efectivo o bonos, son los preferidos por los conductores profesionales europeos como recompensa a su buen trabajo al volante. Le siguen el reconocimiento, con un 49%, aumento de salario producto de su buen desempeño con un 31%, promociones, con 18% o ganar la competencia con sus pares, con un 10%.

En este sentido, los españoles, a diferencia de sus pares europeos, prefieren el reconocimiento a su trabajo bien hecho antes de incentivos de tipo económico. “Creemos que el reconocimiento al trabajo bien hecho tiene un valor motivacional tanto o más alto que otro tipo de incentivos y esto se ve reflejado en los conductores españoles, para los cuales el reconocimiento es una motivación muy importante”, señala Carol Russell, Regional Manager para Europa y Norte de África de MiX Telematics España.

Diferencias por países

Con un 35% de casos afirmativos, los conductores británicos son los que más reciben instrucciones para una conducción. Le siguen franceses, con un 24%, alemanes, con un 22% y españoles con un 21%.

En cuanto a los sistemas de evaluación de su trabajo, solo el 12% de los conductores alemanes reconoce que una buena conducción forma parte de la evaluación, mientras que para británicos esta cifra alcanza al 25% y en el caso de los españoles el 18%.

La revisión del cumplimiento de los horarios es otro tema tomado en cuenta en el estudio. En este apartado, los españoles, con un 20%, lideran el estudio al reconocer que la revisión del cumplimiento de los horarios forma parte de su evaluación, en comparación con el 15% de los británicos, el 16% de alemanes o el 17% de los franceses.

Deja un comentario